San Valentín, es la temporada perfecta para captar y enamorar al consumidor, por eso no puedes perder la oportunidad de sorprender y fidelizar a tus clientes. Es una fecha que cada vez más españoles celebran y donde el gasto promedio es de 77 € aproximadamente por persona, lo que convierte a España en el país europeo con mayor gasto en San Valentín.

Sin embargo, aunque un aumento en las ventas es algo esperado en muchos sectores, la época merece un esfuerzo extra para seducir y lograr una mayor cercanía con ellos desde el ámbito emocional aprovechando que San Valentín es una festividad impulsada por lo emocional.

La preparación es la clave

Las compras de San Valentín empiezan en enero con la búsqueda del regalo o experiencia perfecta a través de canales digitales principalmente. Por ello es importante sincronizar las estrategias on y off line para garantizar mayor efectividad tratando de implementar una única experiencia omnicanal.

En el punto de venta, crear un ambiente específico que estimule los sentidos es lo más efectivo. Como ya hemos hablado en otras ocasiones, las personas son altamente influenciables por la experiencia que las marcas sean capaces de crear para ellos. La creación de acciones que estimulen a tus consumidores te ayudará a generar un alto engagement con ellos, ya sea incentivando las compras a través del digital signage con contenidos de interés, la música temática o incluso los olores.

En TSLab, por ejemplo, para estas fechas diseñamos experiencias sensoriales únicas para nuestros clientes con canales especiales, diferenciados según el género musical y los diferentes posicionamientos que tengan las marcas, contenidos personalizados para sus pantallas, aromas… Todo ello para definir el “Mood” perfecto y crear el ambiente deseado que enamore a los consumidores y los incentive a vivirla.

No es sólo un día  y no es sólo para parejas

Sin duda aunque es una fiesta para los “enamorados” es posible persuadir a otro segmento de la población, ya sea con amigos o familia y para conseguirlo los estímulos antes de la fecha juegan un papel crucial.

Si bien San Valentín es solo un día, las preparaciones como ya mencionamos empiezan mucho antes por lo que la ambientación del punto de venta será más efectiva si también se realiza con suficiente anticipación a ese día.

Con una experiencia bien implementada conseguirás que la flecha de cupido cumpla su cometido y  enamore a tus clientes, tanto a los más indecisos como a los más decididos, invitándoles a tirar la casa por la venta en la celebración de esta fecha tan especial tenga o no pareja.

Al ser una festividad emocional, crear ambientes memorables significa impactar en las mentes de tus clientes de una manera mas profunda, logrando que estos recuerden tu marca y la relacionen con momentos especiales que no olvidaran nunca.

Ahora es el momento perfecto para fidelizar a tus clientes, más allá de ofrecerles un producto o servicio especial, diseña para ellos un momento único para San Valentín y conseguirás cumplir tus objetivos de venta y de engagement.

No pierdas esta oportunidad de fidelizar a tus clientes en San Valentín, si te interesa podemos ayudarte hacerlo, llámanos.

Tambien te puede interesar

0
Comments

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *