Esta semana el consejo para un marketing ediciente es desarrollar unos objetivos SMART para vuestros proyectos o empresas. Parecerá obvio pero a menudo nos marcamos unas metas de tal ambición que sobrepasan las fronteras de lo real o, por el contrario, nos conformamos con unos logros más pobres de los que podrían conseguirse.

Por ello, habréis de aplicar la fórmula SMART a vuestros objetivos, de manera que sean:

  • Específicos (specific): claros, bien definidos.
  • Medibles (measureable): que se puedan cuantificar.
  • Alcanzables (attainable): que sea posible lograrlos. Llamada al realismo.
  • Relevantes (relevant): que tengan importancia, que sean significativos.
  • Basados en el Tiempo (time-based): que se cumplan en un tiempo determinado establecido.

Parecerá obvio que los objetivos deban contar con estas características pero precisamente muchas empresas ven su evolución truncada a causa de no haber hecho hincapié en la formulación de unos objetivos, pues eso, SMART.

Aprovechamos para sugeriros la introducción del marketing sensorial entre vuestros objetivos: que no falte en vuestro plan la proyección hacia las emociones, los propósitos comerciales que incluyan hacer vivir experiencias a vuestros clientes. Recordad: no feelings, no party!

 

0
Comments

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *