mujer del siglo xxi

Hoy es el Día Internacional de la Mujer y en muchos lugares del mundo se conmemora esta fecha tan especial. Aunque los orígenes de la celebración se remontan a la segunda mitad del siglo XIX y principios del siglo XX, no fue hasta 1975 cuando la ONU reconoció oficialmente el 8 de marzo como el Día Internacional de la Mujer Trabajadora.

Desde la incorporación masiva de la mujer al mercado laboral en las últimas décadas del siglo pasado se ha revolucionado el panorama publicitario y los estilos de compra. Según diversos estudios, las mujeres a nivel mundial controlan el 65% de las decisiones de compra (más de 23 billones de euros) llegando a un 80% en países como España y Estados Unidos: eligen el próximo destino vacacional, la tecnología más apropiada para su hogar o el producto con mejor relación calidad-precio en el supermercado.

Además, esta realidad no ocurre sólo en el entorno físico, sino también en el online. El informe “La realidad de los consumidores online. Informe global sobre consumidores en Internet” de la consultora KPMG destaca que las mujeres españolas realizan un mayor número de compras online con respecto a los hombres, con 14 adquisiciones frente a 12.

Por otra parte, en el sector retail de la moda según el informe Customer Perception Map: Fast Fashion  realizado por Oliver Wyman, el 52% de las mujeres españolas que compran ropa siguen prefiriendo la tienda física por las posibilidades de poder probarse las prendas in situ. Hay que tener muy en cuenta todos estos aspectos porque sin lugar a dudas ellas son ahora un target a conquistar por todas las marcas y sectores.

Las consumidoras actuales son mujeres con estudios y económicamente independientes que participan activamente en las decisiones y procesos de compra y su comportamiento en el punto de venta es bien distinto al de los hombres: son más observadoras, analíticas y exigentes y se implican mucho emocionalmente. Por eso las estrategias de marketing y comunicación de las marcas deben tener muy en cuenta sus deseos y necesidades para crear experiencias memorables y vínculos sólidos y duraderos con ellas.

Existen patrones de comportamiento humano tanto en el hombre como en la mujer que son innatos y, a la hora de comprar, estos también se manifiestan: las mujeres son más impulsivas y se implican más a nivel emocional, son más exigentes con los productos y su funcionalidad y permanecen fieles a las marcas. Mientras que los hombres son más racionales, más prácticos y más infieles a las marcas.

En TSLab trabajamos para marcas cuyo target principal son mujeres y tenemos soluciones para adaptarnos y sorprender a esta nueva generación de consumidoras del siglo XXI en el punto de venta, si necesitas nuestra ayuda o tienes cualquier duda de cómo hacerlo pregúntanos.

Info@tslab.es

¡Feliz Día de la Mujer!

Echa un vistazo también a esto

0
Comments

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *