Es un pago a la entidad de gestión de derechos de autor. Corresponde a la empresa que suministra la música por hacer de esta el objeto de su negocio. Garantiza que el origen de la música es legal.