Los aromas se clasifican según las notas predominantes de su composición. Existen varios tipos de clasificación, aunque la más conocida es la creada por el Comité Francés del Perfume que engloba ‘Las 7 grandes familias del perfume’: amaderada, cítirca, chypre, cuero, floral, oriental y fougere. No obstante, existen otras clasificaciones que recogen familias aromáticas como frutal, verde o gourmand.