Un perfume puede tener varias notas olfativas. Una nota olfativa es una marca característica y reconocible del perfume, como por ejemplo: notas cítricas, florales, etc. Una vez elaborado el perfume, las notas olfativas se clasifican según el tiempo de exposición a la fragancia en: notas de salida, notas de corazón y notas de fondo.