Es una bolsita que contiene una mezcla de aromas a base de flores secas, hojas y maderas. Se utiliza para aromatizar pequeños espacios. En marketing olfativo es un elemento de merchandising que puede utilizarse como regalo par clientes o directamente para su venta.