omnicanalidad

En la actualidad las nuevas tecnologías indudablemente han cambiado nuestras formas de interacción, socialización y comunicación, pero ¿cómo afecta eso al mundo del retail?

Con la digitalización muchas de nuestras tareas cotidianas se han simplificado volviéndose más sencillas, ágiles y entretenidas. Desde mantener el contacto con nuestros amigos y familiares a través de las RRSS o de aplicaciones de mensajería instantánea, a la experiencia como consumidores en el punto de venta.

Los clientes han ido modificando gradualmente sus estilos de vida y han incorporado la tecnología en sus hábitos de compra. Nos encontramos ante un consumidor phygital que busca combinar lo mejor de la experiencia de compra offline y online.

Por esta razón, no es de extrañar que muchos sectores se hayan sumado ya desde hace tiempo a la transformación digital. De hecho, la digitalización ha obligado a muchos puntos de venta a cambiar su forma de llegar a los clientes y de fidelizarlos.

Según la opinión de diversos expertos, las barreras entre el entorno físico y el virtual son cada vez más difusas y la tienda del futuro se verá envuelta en la era del seamless, es decir, que la experiencia de compra física y digital coincidirán y no se contemplará cada una de ellas como si fueran universos separados.

Omnicanalidad e interactividad: dos elementos clave para tu negocio

En realidad, cada marca apuesta por las estrategias comerciales que le resultan más eficaces en función de sus valores y objetivos, pero todas ellas coinciden en que la innovación y los beneficios de la digitalización en sus negocios constituyen un valor añadido diferencial que posiciona su marca en un lugar privilegiado en la mente del consumidor.

Y es que las formas de comunicación de las marcas con sus clientes llevan tiempo sufriendo una transformación radical. En este sentido la omnicanalidad y la interactividad son dos conceptos clave a tener en cuenta.

Con la omnicanalidad el proceso de compra se va adaptando al consumidor hiperconectado que puede pasar de un canal a otro en cualquier momento para elegir cómo, cuándo y dónde adquirir un producto o servicio.

Así, por ejemplo, el cliente puede comprar un producto online a través de su smartphone o tableta y elegir recogerlo o devolverlo en la tienda física más cercana: una tendencia en alza porque prácticas como Click & Mortar o Click & Collect están cada vez más de moda entre los consumidores. Y es que según el presidente de Inditex, Pablo Isla, este enfoque “es clave porque las tiendas físicas ayudan a la venta online y viceversa”.

Los clientes pueden adquirir o vender productos/servicios de forma rápida y sencilla usando su teléfono móvil, a través del propio navegador o de aplicaciones específicas para ello.

Por su parte, las marcas saben que con la omnicanalidad pueden segmentar su target y ofrecerles los productos/servicios que más se adaptan a sus necesidades en función de sus hábitos de consumo. Además, pueden mantener un control de stock más exhaustivo y unificado en todos los canales de venta y llevar un seguimiento más preciso e integral de todo el proceso de compra.

Sin embargo, según el informe Grado de desarrollo de la omnicanalidad en el sector retail de 2018 realizado por Prodware España, aunque un 82% de los retailers ya dispone de más de un canal de venta, la omnicanalidad solamente está presente en un 36% de las empresas, por lo que se deduce que aún queda mucho por avanzar al respecto.

Otra gran ventaja de la digitalización es la interactividad. No cabe duda de que la tecnología ha reinventado los puntos de venta tradicionales: desde kioscos multitáctiles a Jukebox digitales, soluciones tecnológicas que ayudan a que el cliente viva una experiencia interactiva que le hace conectar y comunicarse con la marca en tiempo real de forma más estrecha y eficaz creando un vínculo entre ellos más fuerte y duradero.

En nuestro laboratorio sabemos que las marcas consideran la interactividad como una herramienta comercial muy potente que presenta un amplio abanico de oportunidades en su relación con el consumidor.

Por eso te ofrecemos desde tótems interactivos para que tus clientes pidan prendas si te faltan en stock o para realizar encuestas de satisfacción, hasta nuestro sistema Shop & Music con el que tus clientes podrán amenizar su experiencia de compra eligiendo a través de Twitter la música que quieren escuchar.

En TSLab sabemos cómo aplicar las ventajas de la digitalización a tu negocio para que además de estar a la vanguardia en el uso de las nuevas tecnologías, el cliente interactúe con tu marca y tu customer journey map sea todo un éxito.

Echa un vistazo también a esto

0
Comments

    Leave a Reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked *