Cada cual es único e irrepetible y todos tenemos nuestros propios sueños. Algunos sueñan con dar la vuelta al mundo, otros sueñan con perderse en islas paradisíacas durante un tiempo, otros sueñan con hacerse un selfie desde la estratosfera… ¿Te has preguntado alguna vez dónde está el origen de estos sueños y por qué cada uno de ellos es diferente?

Aprovechamos la celebración de FITUR (una feria que mueve a más de 180 países del mundo, asistencia de más de 300.000  personas y un impacto económico de unos 260 millones de euros) para reflexionar y hacer status sobre el sector travel.

Las tendencias de viajes indican que el precio ya no es de las tres principales razones por las que los viajeros eligen su próximo destino. Tampoco es un factor clave que el destino solo sea de sol y playa.

Las motivaciones a la hora de viajar han cambiado. Hasta hace poco, por ejemplo, las compras se consideraban una actividad casi “accidental” durante los viajes. Pero, hoy en día, el shopping ha dejado de ser un simple componente más del turismo y se ha convertido en una de las principales excusas de viaje para millones de turistas.

El perfil del viajero es tan diverso como oportunidades tiene para el sector: DINKS, BoBo’s, PANKS, Ecofriendly, Millennials, Cosmopolitans, Retros, Gamers, Wellness & Fitness Fashion lovers… Cada viaje, cada servicio, cada habitación de hotel y cada destino puede ser único y personal. Para ello, las empresas turísticas deben ser capaces de diferenciarse y especializarse, creando sueños para cada perfil e, incluso, para cada individuo.

El tirón de diversas atracciones como el ocio familiar, el paisaje, una cultura rica y las compras son las razones más fuertes para hacer las maletas y explorar nuevos lugares. El turismo de compras se perfila como un elemento atractivo de la experiencia de viajar, ya sea como una única motivación para elegir un destino de vacaciones o como una de las actividades principales realizadas por los tourist shoppers. También ha cambiado el tipo de productos que se compran en los viajes. Pasamos del típico souvenir o producto gastronómico a la moda, el ocio y la tecnología.

Según la Organización Mundial del Turismo hay 3 factores que definen un destino de compras: el valor de la oferta, la autenticidad de la experiencia y el entretenimiento.

De hecho, cada vez son más las ciudades (y con ellas, sus comercios) las que apuestan por el turismo de compras. Sin ir más lejos, San Sebastián ha presentado en esta última edición de FITUR su apuesta por el turismo de compras como factor de desarrollo y apoyo al comercio local. Entre los ejes turísticos promovidos por la ciudad en este ámbito, el Ayuntamiento destaca el impulso al comercio local, la creación de un Cluster de Moda y el lanzamiento de la guía “Made in San Sebastián”, que muestra los diseñadores locales y las marcas y comercios donostiarras de referencia.

Toledo también se apunta a la lista y se ha presentado en la feria como Toledo se presenta en Fitur como «ciudad patrimonio de los sentidos», una campaña turística basada en emociones, sensaciones y vivencias bajo el lema «Toledo, Patrimonio de los Sentidos, Experiencias con Historia», que pone en valor todo el potencial patrimonial y cultural de la ciudad y con la que quieren promocionar con mayor intensidad su patrimonio, cultura, tradiciones y gastronomía.

El turismo de compras tiene muchos beneficios para los destinos que lo reciben:

  • Es un importante factor de crecimiento económico.
  • Desestacionaliza la demanda turística.
  • Es una actividad que no está vinculada al buen tiempo.
  • Es un segmento muy rentable, ya que los tourist shoppers tienen un gasto turístico muy alto.
  • Hace al sector comercial local más competitivo.
  • Ayuda a consolidar la imagen de ciudades y a generar un posicionamiento positivo.
  • Puede ser fundamental para la rehabilitación o reposicionamiento de zonas urbanas deterioradas o deprimidas.
El turismo se vive con los cinco sentidos

Las estrategias de marketing a la hora de escoger los destinos de viaje están orientadas a conquistar los sentidos. En turismo se desarrollan productos para proporcionar al viajero experiencias sensoriales, canalizándolas a través de los sentidos para ofrecer la mejor experiencia turística posible.

Cada vez son más las empresas del sector las que se ponen en el lugar de la percepción del turista para captar su atención y atraerlo hacia un destino concreto. ¿Qué papel juega el marketing sensorial en todo esto?

En TSLab tenemos varios casos de éxito que lo muestran a la perfección:

Logitravel Store es la primera tienda física de Logitravel, inaugurada recientemente en Kinépolis Ciudad de la Imagen (Madrid). Un espacio de más de 500 metros cuadrados de experiencia sensorial y la última tecnología para inspirar a los viajeros y vivir de primera mano sus sensaciones en el momento de inspiración, búsqueda y reserva de un viaje. TSLab ha ambientado musicalmente y aromatizado cada espacio en función de la parte del mundo sobre la que se ofrece información. Para que la aventura de viajar empiece desde la propia organización del viaje.

Si el destino elegido es Madrid, el lugar ideal para alojarse es una de las Mood Rooms en el NH Collection Madrid Eurobuilding. Las Mood Rooms son innovadoras habitaciones controladas con iPad, que se adaptan a tus emociones.  Con un simple click, puedes regular la domótica de la habitación (cortinas, calefacción, aire acondicionado) y adaptar a tu gusto las luces y la música según tu estado de ánimo, la actividad que vayas a desarrollar en ella… TSLab ha dotado las Mood Rooms de la mejor música y la última tecnología en audio, con 17 moods, todos ellos diferentes y concebidos para un estado de ánimo, momento del día o situación diferentes. La música junto con la iluminación y el mobiliario crean diferentes ambientes que reflejan y se adaptan a cómo te sientes o a lo que necesitas en cada momento. La mejor experiencia de alojamiento.

Dime qué música escuchas y te diremos a qué sitio viajar

¿A dónde viajar en este año? La música es un reclamo cada vez más importante. Los conciertos y festivales de música son un atractivo creciente para un alto segmento de población que programa sus vacaciones y elige su destino en función de su oferta favorita de festivales.

Se ve en Barcelona, que, cada vez que se organiza eventos como el Primavera Sound o el Sónar, se agotan las plazas hoteleras. O en el famoso festival de Glastonbury, que colapsa las rutas áreas en el sur de Inglaterra.

Vueling ha realizado recientemente una campaña en la que invitaba a cada cliente a descubrir cuáles son los destinos recomendados para viajar por Europa según sus preferencias musicales de Spotify. La campaña de la aerolínea low cost se basaba en una herramienta que conectaba con la plataforma de música online y analizaba los gustos musicales del usuario. Según el resultado, Vueling proponía diferentes destinos europeos con eventos musicales que el viajero no podía perderse.

Dentro de los “Propósitos Viajeros” de Vueling, TSLab ha colaborado en una sorprendente acción llevada a cabo en el Aeropuerto Barcelona-El Prat durante las pasadas Navidades: al enorme trineo amarillo enmarcado en un idílico paisaje polar que representaba la casa de Santa Claus, TSLab le puso la nota olfativa con aroma real a galleta y caramelo, para recibir a los viajeros que volvían a casa por Navidad y brindarles el auténtico espíritu navideño.

Como veis, el marketing sensorial es una poderosa herramienta tanto de captación como de mejora de la experiencia. Algo importante y a tener en cuenta, pues las marcas que no trabajen esta vía sensorial estarán desaprovechando una oportunidad única de diferenciarse de la competencia y llegar al cliente.

Porque viajar con los cinco sentidos es disfrutar al máximo de la experiencia.

 

Echa un vistazo también a esto

0
Comments

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *