The Sensory Lab, empresa española dedicada al Customer Experience desde hace más de 47 años, ha comenzado a comercializar sus servicios en Ecuador en un paso más para continuar su plan de internacionalización a través de la empresa The Bloop.

Isidro Sánchez-Crespo, director general de The Sensory Lab, asegura que “el plan de internacionalización de la empresa se está implantando de manera gradual, proceso que lleva realizándose desde 2010. Uno de los objetivos que perseguimos es extender el concepto de Customer Experience a nivel mundial para que cualquier cliente en cualquier parte del mundo, pueda hacer de su experiencia de compra algo inolvidable”.

La comercialización de los servicios de The Sensory Lab en Ecuador se debe al acuerdo realizado con la empresa The Bloop, dirigida por Jimmy Barragán. Para Isidro Sánchez-Crespo, Ecuador es uno de los países con más crecimiento presente y futuro de Latinoamérica. Según afirma Jimmy Barragán, el país andino es uno de los lugares más adecuados para importar estos servicios de customer experience por varios motivos. En primer lugar porque se trata de un país que se encuentra en pleno desarrollo económico. Las cifras de crecimiento de los últimos años lo demuestran y son especialmente buenas si tenemos en cuenta que están repercutiendo en el bienestar de amplios sectores de la población debido a la inversión en gasto social. La clase media, la que llena los comercios, está aumentando y seguirá haciéndolo por lo que los establecimientos deben estar preparados para ofrecerles la experiencia de compra que sus clientes merecen. En segundo lugar y relacionado con lo anterior, el momento de desarrollo en el que se encuentra Ecuador supone que cuente aún con muchos nichos de mercado que cubrir por lo que la competencia es escasa y las necesidades amplias. En tercer lugar, se trata de un país tranquilo, con la seguridad monetaria que ofrece el dólar y con la seguridad política que demuestran años de un sistema democrático estable. Y en cuarto y último lugar, Ecuador es un país especialmente sensorial. Aquí el sol brilla más, las frutas son más perfumadas y la música lo inunda todo. Esto hace que el ecuatoriano demande, aunque sea de forma no explícita, un servicio que lo conecte con su forma de ser, con su idiosincrasia, con su identidad, y The Sensory Lab va a dar respuesta a esta demanda.

Desde The Sensory Lab, queremos ofrecer al mercado ecuatoriano los servicios necesarios para hacer de sus compras una experiencia positiva y digna de repetir. Además, convertiremos sus establecimientos en sitios en los que les guste estar, aumentando así el tiempo de permanencia en ellos y asesorarles en la tarea de crear experiencias nuevas para generar engagement con la marca. Con la comercialización de nuestros servicios en Ecuador, se cierra la primera etapa de internacionalización después de consolidar el mercado en México en 2010, Colombia en 2014 e Italia en 2015, ofreciendo actualmente en más de 74 países nuestros servicios de Customer Experience.

Jimmy Barragán asegura que “Ecuador es uno de los mejores países para instalar el servicio de customer experience, no solo porque sea un sector sin explotar si no por la propia idiosincrasia de los ecuatorianos. Acostumbrados como están a que su naturaleza les aporte experiencias llenas de exuberancia, creemos que de alguna forma reclaman lo mismo en los fríos y artificiales ambientes comerciales. El ecuatoriano agradece que despierten sus sentidos con imágenes, con olores y especialmente con música. Llena como está su cultura de notas musicales, no es difícil entrar a la consulta del médico y encontrarlo poniendo un cd. Al foráneo le puede parecer raro pero, si es la música adecuada, el paciente ecuatoriano se tranquiliza y el doctor trabaja mejor”.

2
Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *