Nos hemos servido de un excelente post de Debra Trappen, asesora profesional en cuestiones de potenciación de marcas y proyección online, para recalcar la importancia que tiene delimitar un nicho concreto de mercado con el que trabajar y al que aportar lo que necesite, estrategia que se opone a la creencia tradicional de tanto grandes empresas como PYMES de que hay que tratar de dirigirse a un público objetivo lo más amplio posible.

Elegir un nicho determinado permitirá que ofertante y clientes sepan perfectamente a quién recurrir, cómo proceder, de qué manera relacionarse y qué esperar, albergando unas posibilidades de éxito mucho más elevadas que si se intenta vender a todo el mundo. Y, para ayudar a una empresa a definir su nicho, estas son las cinco claves para definir tu nicho de mercado según la experta:

  • Determinar el tipo de cliente ideal

Bastará con responder a todas las preguntas que permitan crear un perfil específico: edad, sexo, ubicación geográfica, situación sentimental, aficiones, ocupación profesional, estilo de vida, pasiones, etc. Una vez obtenido el tipo de cliente ideal, la empresa podrá investigar y aprender todo lo posible sobre él y desarrollar consecuentemente el lenguaje idóneo que emplear con ese segmento, así como las mejores plataformas de comunicación y promoción por sus características.

  • Escoger una industria o negocio

Importantísimo: que te apasione, porque esa es la mayor garantía de éxito. Trata de pensar en una industria o negocio que cumpla con los siguientes tres condicionantes: que lo conozcas, que te encante y que tengas cierta influencia sobre él. Seguro que se reducen considerablemente las opciones y llegas a la solución ideal por ti mismo en cuestión de reflexionar sobre ello por unos minutos.

  • Especializarse en un producto o servicio determinado

En relación a lo que hemos comentado al inicio de este post sobre el extendido interés de las empresas por querer satisfacer a todo el mundo, otro problema típico suele consistir en intentar vender todo lo posible al mercado delimitado, ya que la idea inicial era darse a conocer por ser especialista en algo. Cuanta mayor capacidad se tenga para mostrar en qué aspecto único se es la empresa perfecta, más fácil será que los clientes la identifiquen como tal y que soliciten sus servicios.

  • Buscar un público objetivo ignorado u olvidado

En ocasiones por falta de interés de las empresas hacia ellos o por desconocimiento de sus necesidades particulares, hay muchos consumidores potenciales que están esperando a que alguien les aporte la solución que están esperando. Esto hace que se conviertan en tus más fieles clientes desde el momento en el que tú eres quien les proporciona dicha solución, y también te ayudarán a expandirte si les aportas la plataforma adecuada para hablar de ti.

  • Mantenerse informado

La búsqueda de información en buscadores, el sistema de seguimiento de blogs por RSS Feed y la cobertura que prestan las redes sociales para recabar datos e interactuar con el público son algunos de los métodos más usados y de mayor utilidad para estar al tanto de nuevas tendencias y todo tipo de noticias y novedades relacionadas con tu nicho.

Finalmente, Trappen expone la fórmula nicho + problema + solución + promesa = éxito y la justifica de manera que el nicho sería con quién trabajas; el problema, lo que necesitan; tu solución, lo que crees que deberían hacer; y tu promesa, cómo les ayudarás a conseguirlo.

¿Sabes ya el nicho hacia el que quieres dirigirte?

Fuente: d11consulting.com

0
Comments

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *