Ambientadores profesionales: ventajas para tu empresa

Ambientadores profesionales: ventajas para tu empresa

 

Qué es un ambientador profesional

Se conoce como ambientadores profesionales a aquellos concebidos para un uso en marketing olfativo. Es decir, perfumes que no están destinados a cliente final, si no a empresas a las que les servirá como herramienta de marketing.

 

Usos

 

Aromatización de espacios

Uno de los usos más de los ambientadores profesionales es su uso para aromatizar espacios. Esta aromatización puede responder a cinco objetivos: mejorar el confort en el establecimiento, asociar un aroma a la marca, evocar sensaciones relacionadas con el producto, provocar el deseo hacia un producto o mejorar la inmersión en una experiencia.

 

Objetivos

 

  • Mejorar el confort

Es la forma más básica de marketing olfativo y consiste simplemente en utilizar un aroma agradable que haga la estancia más acogedora para el cliente. Este objetivo es complementario con el resto, pero si no se busca otra cosa que hacer una estancia confortable, no es necesario que el aroma cumpla ningún requisito más allá de resultar amable al olfato.

 

  • Asociar aroma y marca

Es lo que conocemos como odotipo, un aroma que cumple la función de logo olfativo que permite identificar a la marca mediante el olfato. Para que funcione bien como imagen de marca, el aroma debe tener cierta exclusividad, es decir, debe ser un perfume desarrollado ad hoc buscando representar a la marca y que no utilice nadie más para que la identificación sea inequívoca.

 

  • Evocar sensaciones positivas sobre un producto

Consiste en utilizar aromas que nos evoquen situaciones o recuerdos positivos relacionados con el producto. Uno de los casos más paradigmáticos es el olor a coche nuevo. Este aroma corresponde en realidad al olor del plástico recién fabricado de algunos componentes del interior del coche, pero en la mente del consumidor adquiere un significado mucho más emocional, ya que no solo se asocia a ‘nuevo’ y ‘limpio’ – dos términos muy positivos- si no que evoca una situación de felicidad provocada por la satisfacción que conlleva estrenar un coche. Es decir que, si utilizamos este aroma en una flota de vehículos de alquiler, estaremos evocando esa sensación de “estrenar coche” y estaremos trasmitiendo la idea de limpieza en los vehículos.

 

  • Despertar el deseo hacia un producto

Este es un objetivo más habitual en alimentación. Consiste en despertar el apetito hacia un producto mediante el aroma. Suele utilizarse cuando el alimento no se produce en el mismo sitio donde se vende. Es decir, que está envasado y no puede desprender su olor característico. Aunque también puede usarse para potenciar un olor ya existente. Un ejemplo común sería el olor a palomitas en el cine o el olor a chocolate en una tienda de dulces.
Otro tipo de uso es en campañas de publicidad mediante cartelería en exteriores, que combinan la imagen del producto con el aroma, como en la campaña de Shandy Cruzcampo realizada en 2012.

 

  • Inmersión en una experiencia

Es un tipo de aromatización que funciona en conjunto con contenido sonoro o visual con un objetivo más centrado en la experiencia que en las ventas. El aroma vendría a complementar al otro contenido, creando una sensación de inmersión. Su premisa se basa en que, cuantos más sentidos se utilicen en el mensaje más memorable será la experiencia.

 

Campaña de lanzamiento de Shandy Cruzcampo Naranja en la que aromatizamos los carteles con aroma a naranja.

Forma de aromatizar los espacios

Una vez que tenemos claro cuál es nuestro objetivo pasamos a la parte logística, la que nos va a permitir aromatizar nuestros espacios.

 

  • Nebulizadores eléctricos

Es la opción recomendada ya que automatiza la aromatización. Pueden funcionar con baterías o conectados a la corriente eléctrica. En The Sensory Lab trabajamos con estos últimos, que pueden ir instalados en los conductos de aire acondicionado o de forma directa.

 

  • Pulverizador manual

Como su propio nombre indica, no es más que un pulverizador de mano estándar. A pesar de que recomendamos la automatización del servicio, puede funcionar como opción más económica o para aquellos casos onde no sea posible disponer de una opción eléctrica como en la ya comentada aromatización de flota de coches.

 

ambientadores profesionales

Nebulizador de aromas para instalación en conducto de aire acondicionado.

 

Merchandising

Otro uso que pueden tener los ambientadores profesionales es su uso como elemento de merchandising. Elementos que pueden personalizarse con la imagen de marca y comercializarse como un producto. En este sentido se pueden crear mikados, velas aromatizadas, sachets o cerámica aromatizada.

También pueden aromatizarse productos que no funcionarían como ambientadores, si no que vendrían a complementar el contexto del producto. Un ejemplo famoso fue la edición del videojuego FIFA 2001 cuyo disco de juego estaba aromatizado con olor a césped recién cortado.

 

 

 

 

 

Qué es un ambientador mikado: usos y ventajas

Qué es un ambientador mikado: usos y ventajas

Se conoce coloquialmente como ‘Mikado’ a un ambientador que difunde el aroma mediante varillas de madera sumergidas en un recipiente con perfume. Su nombre hace referencia al juego de mesa con el mismo nombre, debido a su semejanza visual con los palillos.

Lo ideal es que las varillas del mikado estén hechas con médula de ratán. ‘Ratán’ es una denominación común para referirse a diferentes especies de palmeras. La alta porosidad de este material lo convierte en el más indicado para absorber el perfume. No obstante, también es común que se utilice bambú.

El mecanismo del mikado es muy sencillo, las varillas son las encargadas de evaporar el perfume. Al ser porosas se impregnan de fragancia, consiguiendo que el aroma persista durante más tiempo que si la dejáramos evaporar en contacto directo con el aire.

El número de varillas que utilicemos nos servirá para regular la intensidad de perfume. Cuantas más varillas sumerjamos, mayor será la intensidad del perfume, pero menor la duración. Es conveniente darle la vuelta a las varillas cada semana para optimizar su eficacia.

 

mikado

El ambientador mikado funciona como elemento decorativo.

 

Ventajas de los mikados

 

  • Son eficientes en pequeños espacios

    Están indicados para pequeños espacios o zonas específicas. Un mikado de calidad puede durar entre 1 y 3 meses dependiendo de la intensidad que queramos, así que para este uso resulta una opción económica.

 

  • Son decorativos

    Uno de los principales motivos para elegir un mikado es su estética. Su diseño nos puede ayudar a crear ambientes elegantes o temáticos.

 

  • Son rellenables

    Puedes adquirir el aroma a granel y reutilizar los mikados. Se pueden rellenar siempre y cuando se utilice el mismo perfume. Una vez que las varillas están impregnadas, no es recomendable utilizarlas con un perfume diferente, ya que se mezclarían ambos, dando lugar a un olor no deseado. En cualquier caso, si optas por cambiar de perfume, puedes seguir reutilizando el recipiente y cambiar únicamente las varillas. Es este caso también es recomendable lavar el recipiente antes de introducir el nuevo perfume para quitar completamente el olor del anterior.

 

  • No requieren electricidad

    Los difusores de perfume eléctricos tienen un consumo muy reducido. No obstante, el mikado nos permite libertad para colocarlo en cualquier lugar sin necesidad de tener un enchufe cerca.

 

Mikados como herramienta de marketing

 

Si tienes un negocio y estás pensando en realizar acciones de marketing olfativo o crear merchandising, los mikados son personalizables con logo e imagen de marca, de forma que pueden convertirse en un producto comercializable o en un regalo para fidelizar clientes.

Si quieres aromatizar un establecimiento, te recomendamos el servicio de aromatización con nebulizadores profesionales. Puedes contactarnos sin compromiso para más información.

No obstante, en determinadas ocasiones puedes utilizar mikados. Te damos algunas observaciones para que las tengas en cuenta:

    • Utiliza una fragancia acorde con tu imagen o tu actividad. Por ejemplo: busca aromas relajantes si dispones de una clínica; sobrios si quieres trasmitir elegancia y lujo; o estimulantes si deseas evocar una imagen juvenil. Las posibilidades son infinitas.

 

    • Es recomendable utilizar el mismo aroma en todo el establecimiento. A no ser que ubiques los mikados en zonas con separación física, los aromas pueden mezclarse y dar lugar a olores no deseados.

 

    • No los utilices para tapar malos olores a no ser que sea un mikado específico para esa función. La razón es la misma que en el punto anterior.

 

    • Si los colocas cerca de la entrada conseguirás un ‘Efecto bienvenida’. El contraste con el exterior al entrar en tu establecimiento, creará una sensación agradable inmediata.

 

    • Si los ubicas en una zona con circulación de aire, cerca de un aire acondicionado o ventilador, el aroma tendrá una mayor difusión.

 

  • Piensa en las zonas más transitadas para ubicarlos.

 

Cómo elegir una pantalla: características principales

Cómo elegir una pantalla: características principales

¿Cómo elegir una pantalla? Con la multitud de modelos, tecnologías, características y precios que puedes encontrar en el mercado, esta tarea puede resultar abrumadora. Sin entrar en marcas y tecnologías, te vamos a explicar las principales características que debes tener en cuenta al adquirir una pantalla. Como especialistas en cartelería digital, esta guía está orientada para este cometido, pero vamos a hablar de características comunes que te servirán para cualquier uso que le vayas a dar. Esperamos que te ayude a entender las diferencias de precio que puedes encontrar, siempre bajo lo premisa de que no hay una pantalla mejor que otra, si no la pantalla adecuada.

Características a tener en cuenta para elegir una pantalla:

 

Tamaño

El tamaño de una pantalla se mide en pulgadas y en diagonal, desde una de las esquinas inferiores hasta la opuesta superior. Siempre sin contar el marco o bisel. Una pulgada equivale a 2,54 cm, así que una pantalla de 32″ exactas medirá 81,28cm de esquina a esquina.

 

Te recomendamos…

Tener en cuenta la distancia de visionado. Por norma general, cuanto más lejos esté el espectador de la pantalla, mayor tamaño debe tener esta. Y viceversa, ya que visualizar una pantalla demasiado grande desde cerca puede provocar que no veamos correctamente la imagen si la densidad de pixeles (que veremos más adelante) no es suficiente.

 

Resolución

La resolución hace referencia a la cantidad de píxeles que forman la pantalla. A mayor de número de píxeles la resolución es mayor y se entiende que tendrá mejor calidad de imagen. No obstante, esto va a depender de la densidad de píxeles y del contenido. Si el contenido está creado en una resolución menor al de la pantalla, está lo mostrará, pero no mejorará su calidad.

La resolución se expresa con dos cifras separadas por el símbolo ‘X’, por ejemplo: 1920×1080. La primera cifra indica el número de píxeles que hay en horizontal, mientras que la segunda indica la cantidad vertical. La multiplicación de ambas cifras nos daría el número total de píxeles. También, para simplificar, se suelen expresar utilizando la segunda cifra seguida de la letra ‘p’. Por ejemplo, es común referirse a una pantalla de 1920×1080, simplemente como 1080p. Al tratarse de un estándar se da como sobreentendido el 1920.

También hay que tener en cuenta que, a mayor resolución, mayor será el consumo de la pantalla debido a la potencia de hardware necesaria para mostrar mayor cantidad de píxeles.

Existen multitud de resoluciones, pero vamos a hablar solo de las más comunes, que suelen ser conocidas también por sus nomenclaturas comerciales (Full HD, QHD, 4K, etc), aunque estas últimas no siempre son fiables como dato y responden más a un reclamo publicitario que técnico.

 

1280 x 720

Conocida comercialmente como HD (High Definition). En cuanto a monitores y pantallas es la resolución más baja de lo que llamamos ‘alta definición’. Está entrando en desuso y solo es común encontrarla en pantallas de bajo coste o en televisores domésticos de tamaños inferiores a 32″.

 

1920×1080

Alias FHD o Full HD (Full High Definition). Es unos de los estándares más utilizados a día de hoy por su relación calidad-precio. Ofrece bajo coste y buena calidad de imagen en pantallas de pequeño y mediano tamaño.

 

2560×1440

Esta es de las más confusas en cuanto a denominación. Según donde lo consultes podrás ver que se refieren a esta resolución como QHD (Quad High Definition), WQHD (Wide Quad High Definition) o erróneamente como 2K. También es conocida comúnmente como 1440p. Es un salto importante en cuanto a número de pixeles respecto al 1080p. Está ganando terreno conforme va abaratando su coste, ya que permite mayor definición en pantallas más grandes.

 

3840×2160

También conocida como UHD (Ultra High Definition). Es lo que comúnmente llamamos 4K, pero esta denominación es objeto de debate. El famoso término 4K hace referencia a la cantidad de píxeles horizontales. Normalmente se considera 4K cualquier pantalla que ronde los 4000 píxeles horizontales. En este caso estaríamos en 3840, una cifra lo suficientemente cercana como para concederle la categoría 4K. No obstante existe otra corriente que separa el UHD del 4K, considerando 4K a la resolución 4090 x 2160. Como se trata de términos comerciales e interpretables, no vamos a debatir sobre el nombre que deben recibir, simplemente te lo contamos para que sepas lo que te vas a encontrar.

 

Te recomendamos…

Es importante tener en cuenta que las nomenclaturas (HD, FHD, QHD, 4K, etc), no son términos estrictamente técnicos, si no denominaciones comerciales que en ocasiones se aplican indistintamente a diferentes resoluciones, dando lugar a errores o confusión. Podemos utilizarlas como referencia para simplificar, pero sabiendo que el dato técnico e importante es el número de píxeles horizontales y verticales.

Por otra parte, la elección de la resolución depende de diferentes factores como son: el contenido, el tamaño de la pantalla y la distancia de visionado. Pero principalmente, para sacarle el máximo partido, asegúrate que el contenido que se va a mostrar esté creado en la misma resolución (o superior) de la pantalla. Es decir, no tiene sentido adquirir una pantalla 4K si los contenidos de los que vas a disponer son de una resolución inferior.

 

Densidad de píxeles, definición de imagen y distancia de visionado

Estos tres conceptos están relacionados entre sí

La densidad de píxeles es la relación entre resolución y tamaño, o lo que es los mismo: la cantidad de píxeles por pulgada. Las nomenclatura utilizada para medirla es PPI (pixel per inch), también conocida como DPI (Dots per inch). Este valor va a afectar en la definición de la imagen y en la distancia óptima de visionado. Una densidad baja implica que, para abarcar toda la superficie, los píxeles sean más grandes, que exista más separación entre ellos, o ambas a la vez

Como adelantábamos en el anterior punto, una mayor resolución no necesariamente implica mejor definición de imagen, va a depender también de la densidad de píxeles. Veámoslo con unos ejemplos que suelen darse en la práctica: imaginemos un telefono movil de 7″ HD (1280×720), frente a un televisor de 32″ FHD (1920 x1080). El televisor tiene mayor resolución, pero el móvil tiene una mayor densidad de píxeles. Estamos hablando de 209 frente a los 68 del televisor, una diferencia entorno a tres veces superior con una resolución menor.

¿Y esto que supone? Generalmente, es preferible mayor resolución, pero aquí entra en juego la distancia de visionado. Un televisor está pensado para ser observado desde varios metros de distancia, de forma que la separación entre pixeles o su tamaño va a ser imperceptible, y a pesar de la baja densidad, los vamos a ver los suficientemente juntos, o pequeños, como para percibir la imagen de forma nítida. De hecho, para pantallas que vamos a ver desde lejos no merece tanto la pena invertir en resoluciones muy altas (4K, 8K), a no ser que se trate de pantallas muy grandes, ya que a partir de determinada distancia o densidad de pixeles, las diferencias son poco perceptibles. La cosa cambia cuando tenemos que ver la pantalla desde cerca, como es el caso de los móviles o monitores de PC. Si no tenemos una densidad  relativamente alta, al acercarnos a la pantalla vamos a percibir los pixeles y vamos a ver la imagen con poca definición o incluso borrosa.

 

Te recomendamos…

Como norma general, dentro de unos rangos y calidades diferentes, los fabricantes suelen dotar a las pantallas de unos PPI suficientes para el cometido y tamaño de cada dispositivo. Pero en definitiva, debemos tener en cuenta que: a mayor distancia de visionado, menos importante es la densidad de píxeles.

 

pantalla tactil

Una pantalla táctil, que se va a utilizar desde una distancia muy corta, requiere de una densidad de píxeles alta para que el usuario vea la imagen con total nitidez.

 

Relación de aspecto

La relación de aspecto es la proporción de la altura respecto a la anchura. La relación de aspecto estándar es 16:9. es decir, que por cada 16 partes horizontales hay 9 verticales. Casi todas las pantallas que puedes encontrar en el mercado son 16:9. Todas las resoluciones que hemos visto en el anterior punto guardan esta relación debido a que se ha estandarizado el contenido en estas proporciones. No obstante, puedes encontrar algunos formatos especiales o crear tu propia pantalla utilizando cabinets LED.

Este aspecto es importante a tener en cuenta para nuestro contenido, que debe tener la misma relación para que encaje correctamente en la pantalla.

 

Te recomendamos…

La elección de una pantalla siempre tiene que responder a tus necesidades. No obstante, a menos que necesites una forma específica de pantalla o la requieras para una función muy concreta, lo conveniente es adquirir una pantalla en 16:9, ya que va a ser más sencillo encontrar y adaptar contenido.

 

 

Brillo

El brillo o luminosidad es la intensidad de luz que puede emitir una pantalla. Se mide en candelas por m2 (cd/m2), también denominadas nits. Es una característica a tener en cuenta en digital signage, principalmente si vas a utilizar la pantalla en exteriores, ya que, para que una pantalla sea visible a la luz del día, va a necesitar un brillo alto.

El rango de brillo es muy variable dependiendo de la iluminación ambiental y va desde los 250 nits que puede tener una pantalla doméstica, hasta los 8000nits que puede tener una pantalla que reciba luz directa del sol.

 

Te recomendamos…

Las pantallas con más brillo tienen un coste notablemente superior pero, a no ser que las circunstancias lo requieran, más brillo no es necesariamente mejor. De hecho, un brillo demasiado alto en un entorno interior u oscuro puede llegar a deslumbrar. Además supone un consumo de energía superior. El brillo es regulable y podríamos reducirlo, pero estaríamos pagando por algo que no vamos a utilizar. Para no hacer un gasto innecesario, lo más conveniente es adquirir una pantalla con los nits suficientes para la ubicación en la que va a estar instalada.

 

pantalla fachada

Las pantallas instaladas en exteriores requieren de un brillo muy alto para ser visibles a plena luz del día.

 

Tasa de refresco

La tasa de refresco es la cantidad máxima de fotogramas que puede mostrar una pantalla por segundo. El estándar actual de una pantalla es de 60Hz, es decir, 60 fotogramas por segundo, aunque existen pantallas con tasas mucho mayores. Este aspecto afecta a la fluidez de movimiento y a la nitidez de las imágenes mientras se desplazan.

En los últimos años, la tasa de refresco se ha convertido en un aspecto importante para el mundo del videojuego, y principalmente en los e-sport, donde se llegan a pantallas de 240Hz buscando que los jugadores tengan tiempos de reacción más rápidos. No obstante, para un uso fuera del videojuego, debemos tener en cuenta lo siguiente:

El estándar está en 24 fotogramas en cine y 30 en televisión. Existen películas y contenidos grabados con mayor frecuencia, pero la gran mayoría de contenido de cine, series o vídeo que consumimos están grabadas en frecuencias estándar, por lo que una pantalla de 60 Hz sería más que suficiente para la mayoría de usos, incluido jugar.

El contenido te marcará la frecuencia máxima. Es decir, si tienes un vídeo grabado a 24 fotogramas por segundo, tu pantalla no aumentará su número de fotogramas independientemente de su tasa de refresco. No obstante, existen pantallas con tecnología capaz de aumentar mediante software el número de frames.

La percepción de fluidez es mucho más notable en frecuencias bajas que altas. El paso de 30Hz a 60Hz es mucho más perceptible que el paso de 144Hz a 240Hz.

Los fabricantes suelen sacrificar Tasa de refresco en favor de resolución, y viceversa. Esto es debido a que, cuanto mayor sea el número de píxeles, se necesita un hardware más potente para que la tasa de refresco sea alta. Esto dispara el coste de las pantallas, así que, aunque hay modelos de todo tipo y precio, es común encontrarse con combinaciones de resoluciones bajas con frecuencias altas, y viceversa.

 

Te recomendamos…

Tu elección debe depender, como es habitual, del contenido. No obstante, para un uso de cartelería digital, el estándar de 60Hz sería suficiente.

 

Grado de protección IP

Esta es una característica vital para una pantalla que se vaya a instalar en exteriores. Determina la resistencia a los factores ambientales. Se expresa con las siglas IP seguidas de dos dígitos. El primer dígito hace referencia a su resistencia al polvo, mientras que el segundo se refiere a su resistencia al agua. Por ejemplo, un grado de protección IP66, sería hermético al polvo y resistente a lluvia intensa. Aquí te dejamos la tabla de referencias: Grados de protección

 

Te recomendamos…

Esta característica solo suele ser relevante en usos exteriores. Para un uso en interior, normalmente, no es necesario prestarle atención, a no ser que hablemos de entornos de trabajo con polvo en suspensión o riesgo por uso de líquidos, o zonas como, spas, saunas o similares cuya humedad pueda ser perjudicial para el dispositivo.

 

 

Vida útil y tiempo de funcionamiento

Se estima que la vida útil media de una pantalla son 60.000 horas de uso, aunque hay modelos con duraciones superiores. Esto no significa que la pantalla vaya a dejar de funcionar súbitamente tras este tiempo si no que, conforme se vaya acercando al fin de su vida útil, podremos comenzar a percibir la degradación en forma de pérdida de brillo, manchas en la pantalla o píxeles muertos. Salvo fallo de alguna pieza esencial, la degradación es progresiva y se considera que ha llegado a su vida útil cuando no permite visualizar las imágenes de forma óptima.

No obstante, es importante que tengamos en cuenta el tiempo de funcionamiento diario, ya que un uso intensivo puede acortar la vida útil. Una pantalla estándar está concebida para funcionar unas 6-8 horas al día como máximo. Sobrepasar estos tiempos no va a hacer que la pantalla se estropee de forma inminente, pero si se hace de manera reiterada acortará su vida útil. Los componentes electrónicos sufrirán un sobrecalentamiento que, si se prolonga en el tiempo, puede acelerar la degradación de los mismos. No obstante, en el mercado existen pantallas para usos más intensivos.

También hay que prestar atención al contenido en este aspecto. Las imágenes estáticas pueden dañar la pantalla si se mantienen de forma permanente.

Como ves, la vida útil depende de diferentes factores, pero este dato te va a servir como referencia para calcular cuándo tendrás que renovarla.

 

Te recomendamos…

Haz una previsión de funcionamiento diario y elige una pantalla concebida para tu intensidad de uso, alargarás la vida útil y tendrás que renovarla con menor frecuencia.

 

vida útil pantalla

Una pantalla de cartelería digital está encendida durante todo el horario comercial, por lo que tendremos que adquirir una pantalla concebida para ese uso intensivo.

 

Esperamos que esta pequeña guía te dé una visión general que te saber cómo elegir una pantalla con mayor facilidad. En cualquier caso, si tienes alguna duda puedes consultarnos sin problema.

 

PLV no son solo carteles. Cuñas publicitarias para vender más

PLV no son solo carteles. Cuñas publicitarias para vender más

PLV son las siglas de Publicidad en el Lugar de Venta y, comúnmente, te encontraras que este concepto está ligado a todo tipo de material impreso ya sea en forma de cartel, expositor, display o vinilos. No vamos a poner en duda la eficacia de este tipo de material, solo venimos a mostrarte otro tipo de publicidad en tienda que no se suele tener tanto en cuenta y que es perfectamente complementario con los formatos más comunes. Hablamos de las cuñas publicitarias.

Como todos sabemos, una cuña publicitaria es un anuncio grabado en formato de audio que tenemos asociado a la radio, pero que puede ser emitido por la megafonía del propio establecimiento, llegando directamente al público objetivo. Es una forma eficiente y económica de comunicar promociones u ofertas, principalmente en grandes superficies y supermercados, donde la afluencia de público es alta y el cliente no suele recorrer todas las zonas.
 

Ventajas de las cuñas publicitarias en tienda

 

  •  Requieren menor nivel de atención para trasmitir el mensaje

    Un formato visual requiere que el cliente dedique un tiempo de atención mínimo para visualizarlo, leerlo y asimilar el mensaje. Las cuñas llegan directamente al oído y pueden ser escuchadas mientras se realizan otras acciones.

  •  

  •  Abarcan todo el establecimiento

    Los formatos visuales requieren estar físicamente delante de los carteles o diferentes formatos impresos. El audio, por su parte, llega a todos los lugares del establecimiento, siendo escuchado por todos los clientes, independientemente del lugar de la tienda en el que se encuentren.

  •  

  •  Tienen más capacidad para convertirse en piezas memorables o pegadizas

    Si te digo “Compramos tu coche”, seguramente sepas de qué empresa te estoy hablando y si te digo “Los Fernández son muy amables”, probablemente lo habrás leído cantando con el soniquete del anuncio. Un texto bien redactado, acompañado de una buena locución y con un jingle pegadizo puede convertirse en una pieza memorable y reconocible, que no solo venda más, si no que también incremente el recuerdo de marca.

  •  

  •  Son más económicas

    En comparación con los formatos impresos, las cuñas son más económicas, sobre todo si hablamos de grandes superficies o cadenas de tiendas que dispongan de sistema de sonido. Hay que tener en cuenta, que cuanto mayor sea el espacio o espacios, mayor número de piezas impresas necesitaremos para cada anuncio. En el caso de las cuñas, solo necesitan grabarse una vez, por lo que los costes van a ser muy reducidos respecto a otros formatos.

  •  

Pero ¿Realmente funcionan?

 
Según el Estudio EFI Radio de Neuromedia, se desprenden las siguientes conclusiones:

  • Son eficaces a corto plazo y tienen capacidad para generar respuestas inmediatas
    Esto las hace especialmente eficientes en el punto de venta, ya que actúan justo en el momento en el que el cleinte está comprando, teniendo potencial para vender sobre todo en aquellos productos de compra impulsiva.
  •  

  • La creatividad aumenta el recuerdo
  •  

  • Concentrar el rango de impactos aumenta la eficacia  el recuerdo
    Es decir, repetir las cuñas en una franja de tiempo es más efectivo que distribuirlas a lo largo del día
  •  

  • Muchas repeticiones pueden ser ineficientes
    El estudio fija el umbral mínimo en 4 repeticiones para empezar a se r memorable. No obstante cuando se llega a la 17, se considera que se ha alcanzado el puto de saturación. Es decir, que entre escucharla 17 y 20 veces no hay diferencia ya no puede aumentar más el recuerdo de marca.
  •  

 

¿Cómo pongo cuñas publicitarias en mi establecimiento?

 
Nuestro software de hilo musical, te permite introducir mensajes de audio dentro de la programación musical. Desde el módulo de comunicación puedes programar campañas de forma centralizada para todos los establecimientos.

 

 

Phygital experience: entre lo físico y lo digital

Phygital experience: entre lo físico y lo digital

En un mundo que conecta cada vez más la realidad física con la digital, las marcas se esfuerzan en generar experiencias a los consumidores que integren ambos entornos para facilitar la experiencia de compra. La unión de ambas cosas en retail es lo que se conoce como Phygital Experience.

Según el estudio anual eCommerce de IAB Spain 2017, actualmente, 7 de cada 10 consumidores compran online. Según el mismo informe, en 2017 aumentaron las compras en tiendas que venden a la vez en físico y online.

Sí, desde el smartphone y con un simple click podemos comprar lo que queramos. Y en menos de un minuto. A día de hoy, los compradores tiran del toque digital en todo el proceso de compra. Es una realidad que no podemos negar.

Y, si el mundo digital está tan presente en nuestras vidas, ¿por qué seguir con las realidades offline? Por la experiencia del consumidor. La interacción física en el PDV sigue siendo un elemento muy importante y valorado por el consumidor. Lo único, que esta interacción ha pasado de ser puramente física a una mezcla entre lo físico y lo digital: phygital.

Hasta hace pocos años, lo físico y lo online tenían un claro muro divisorio que los separaba. La experiencia phygital busca su unión. Para ello aprovecha lo mejor del e-commerce y lo mejor del Punto De Venta físico y lo integra en un único concepto.

Es la manera de contentar a un consumidor exigente, hiperconectado y tech savvy, que quiere satisfacer sus necesidades a través de varias plataformas y dispositivos, especialmente los Millennials y la Generación Z. El consumidor está deseoso por probar acciones estimulantes, apps que no se había imaginado, canales de comunicación que le lleven a nuevas experiencias, a momentos remarcables y a un recuerdo de marca positivo.

Por ello, el mundo del retail ha tenido que adoptar en los últimos años nuevos términos: Rfid, big data, beacons, realidad virtual… Hay muchas formas de acercarse al consumidor, pero las marcas que lo hacen a través de la omnicanalidad dan en el clavo.

En la phygital experience entran en juego la inmediatez, la interacción y la inmersión en la marca, donde el cliente pide dejar de ser un mero observador y pasa a tener un papel más activo: salir de compras con una wearable technology, ir a hacer la compra y no tener que pasar por caja, como en Amazon Go, o ver cómo queda el sofá nuevo en el salón antes de comprarlo gracias a la Realidad Aumentada, como han hecho Ikea, Sephora o Zara.

La tecnología está reconfigurando la experiencia digital en el Punto De Venta. El 95% de los usuarios conoce que se puede interactuar con las pantallas y un 74% reconoce haber interactuado con ellas alguna vez. En la creación de experiencias, la interacción es un factor importante; la clave está en favorecer un entorno multipantalla, donde se combinan las tecnologías móviles para lanzar acciones que animen al consumidor a participar de forma natural con las pantallas y generar, así, el engagement deseado.

En el camino hacia la phygital experience no basta con convertir el punto de venta en una tienda ‘techie’; más allá de locales en los que las tecnologías estén presentes en cada rincón y más allá de introducir gadgets tecnológicos, hay que conocer mejor al cliente, optimizar los recursos y ofrecerle un servicio personalizado y una experiencia única al realizar la compra.

Dentro de la experiencia phygital, el digital signage es un elemento clave para integrar las soluciones online en el mundo offline con verdadero impacto. Vallas publicitarias interactivas, elementos que invitan a la interacción… Phygital es sinónimo de última generación:

  • Los beacons ya están aquí: pequeños transmisores que funcionan con Bluetooth 4.0. Se colocan, por ejemplo, en la entrada de los establecimientos y, cuando un usuario pasa cerca de ese punto (y lleva una app rastreadora de beacons instalada en su smartphone), lo detectan y localizan y puede enviarle todo tipo de información: el catálogo, promociones, descuentos…
  • Pantallas táctiles: pantallas dentro del PDV que ayudan en la interacción con el comprador. Éste puede navegar de forma táctil y obtener información, desde las características de los diferentes productos hasta vídeos con presentaciones.
  • Tarjetas RFID: tecnología que sustituye a los clásicos códigos de barras. Se trata de una etiqueta que almacena todo tipo de información sobre un producto, desde la fecha de envasado, características, el viaje que ha hecho desde su lugar de origen a la tienda… Funciona a través de la radiofrecuencia y es muy útil a la hora de compartir información.
  • Probadores inteligentes: gracias a la etiqueta RFID que lleva, por ejemplo, una prenda de vestir el espejo del probador, con interfaz táctil, reconoce el objeto. A partir de ahí, el usuario puede manejar el espejo, donde le aparecen diferentes opciones: las tallas, el color, los complementos que combinan con esa prenda para completar el look…
  • Light ID: una tecnología que usa la luz como canal de comunicación para trasmitir información directamente al smartphone.
  • Realidad virtual: una tecnología gracias a la cual podemos visitar espacios en los que no estamos físicamente sin movernos del Punto De Venta. Una experiencia realmente diferencial.

 

MediaMarkt quería generar una experiencia de compra innovadora e interactiva en su Digital Store en Barcelona. Para ello TSLab creó un jukebox digital con el que el cliente puede escoger la canción que quiera escuchar en el momento en que se encuentra en tienda. Además de ser forma amena de interactuar con el usuario, combina el sentido de la vista con otro igual de potente e importante: el oído.

Otro ejemplo, la app Shop and Music, diseñada y desarrollada por TSLab, con la que las marcas ofrecen a sus clientes la posibilidad de escoger qué canción o estilo de música quieren escuchar en la tienda mientras compran. Su funcionamiento es muy simple: basta con tuitear con el hashtag que la marca defina y pedir la canción, especificando en qué tienda se encuentra. Nuestro sistema hará que su petición suene, avisándole a través de RRSS, de la hora exacta en la que sonará su tema. Además, esta aplicación permite que las marcas se comuniquen con sus clientes en tiempo real, vía RRSS, para informarles de promociones, novedades, descuentos exclusivos, etc.

Entonces, el recorrido por las tiendas pasa de ser un itinerario comercial a uno pura y absolutamente interactivo y experiencial. Así, se constata, que las marcas han de apostar por el blending de distintos canales para proporcionar a los usuarios una experiencia de compra mejorada.

Como veis, cada vez son más las marcas que apuestan por la phygital experience para atraer al nuevo consumidor, satisfacer sus necesidades y conseguir integrar las dos dimensiones, offline y online, en una única experiencia de compra.

Restaurantes Pop Up: el placer de lo efímero

Restaurantes Pop Up: el placer de lo efímero

Exclusividad, fugacidad, sensorialidad e itinerancia. Los restaurantes pop up siguen siendo, hoy en día, una tendencia en alza en materia gastronómica. Estos restaurantes temporales ofrecen a sus comensales una experiencia irrepetible donde poder disfrutar de las propuestas culinarias más atrevidas.

Trenes, salones de hotel, peluquerías… Hay una nueva “fiebre gastronómica” que está contagiando al sector de la restauración para deleite de los más foodies. Restaurantes pop up: locales que nacen, sirven especialidades “gourmet” y desaparecen. Así de sencillo, así de rápido.

Los restaurantes pop-up ya se han consolidado con éxito desde hace unos años, con cada vez más grandes chefs sumándose a la moda. Ese componente “clandestino” y temporal es el mayor atractivo, además de probar menús que probablemente no vuelvan a realizarse nunca y su localización en un enclave especial en el que quizá uno no espera disfrutar de alta gastronomía.

Es una tendencia que habla de un cambio de perspectiva con respecto al consumo masificado y aburrido de la comida y que apuesta por la experimentación, las personas, la buena música, el diseño… en definitiva, la experiencia gastronómica.

Una experiencia que va mucho más allá de lo convencional, buscando romper con el elemento conservador que sería asistir a un restaurante cualquiera. El carpe diem puro y duro.

Orígenes del restautante Pop Up

El concepto Pop-Up en gastronomía está más de moda que nunca. Con tintes alternativos, el fenómeno tuvo su origen en la escena underground del East End londinense, donde colectivos como Gingerline (actualmente embarcado en la organización de lo que sus creadoras denominan “cenas multidimensionales”), tuvieron hace algunos años la idea de utilizar escondites ocultos de la línea del metro para sus eventos, a las que dotaban de aires artísticos merced a la colaboración de algunos creadores locales.

A partir de ahí se abrió la veda para una moda a la que no tardaría en apuntarse el mundo de la alta cocina. Los Pop-Up Restaurants son aprovechados por chefs de renombre o jóvenes promesas que, con este formato con caducidad, quieren dar a conocer su trabajo.

El ambiente bohemio y clandestino se sigue conservando en Gingerline

La necesidad de ahorrar en costes fijos ingenió una nueva forma de disfrutar de una cena especial. Los restaurantes pop–up presentan menús originales ofrecidos en lugares insólitos: desde casas particulares, sótanos o terrazas hasta estaciones de tren abandonadas, jardines secretos o estudios cosmopolitas.

Así se ha dado lugar a iniciativas tan sofisticadas como Dinner In The Sky, una mesa voladora a 45 metros de altura (gracias a una grúa), cuyos selectos comensales, entre quienes figuran miembros de la aristocracia y celebridades de todo tipo, pueden disfrutar desde las alturas de las vistas de la catedral del Duomo en Milán, las playas de Copacabana o la Marina de Dubai, entre otros muchos parajes.

Restaurantes Pop Up

La mesa flotante es uno de los mayores atractivos del restaurante pop up.

En un ámbito más terrenal, uno de los mejores ejemplos en España es el de The Table By, con dos temporadas a sus espaldas. En esta modalidad en concreto, el espacio se mantiene, pero cada mes con una oferta diferente con un cocinero como protagonista.

Los espacios se adaptan a la esencia de los chefs que pasan por The Table By

Siguiendo la estela gastronómica española, el prestigioso chef Quique Dacosta lleva tiempo participando del fenómeno de los restaurantes pop-up, trasladando su cocina desde Denia al Hotel Palazzo Versace Dubai  en el que se encuentra Enigma, un restaurante efímero por el que están pasando los mejores chefs del mundo.

Otro organizador destacado es Le Nomade, que ha realizado eventos de éxito como UP16 (en colaboración con ClubKviar) en el Palacio de la Prensa de Callao, donde los afortunados que pudieron asistir disfrutaron de una gastronomía de altura, así como de sus vistas desde la planta 16 de este edificio. Fogo Misterioso, We Pop Barcelona, o Nits Gaudí son las opciones más espectaculares en Barcelona, con grandes cocineros y puestas en escena sorprendentes.

En las Pop-Ups juegan los sentidos

Los sentidos y las percepciones son la principal apuesta para disfrutar de la oferta gastronómica. Y los restaurantes pop-up esta apuesta cobra más importancia si cabe, pues su fugacidad hace que la huella que hay que dejar en el comensal sea igual de rápida en impactar pero no tan efímera en olvidar.

La gente que acude a un restaurante pop-up va en busca de aventura gastronómica; algo nuevo, único y creativo, que sea totalmente diferente a la típica escena de restaurante.

El marketing sensorial tiene un papel importantísimo a la hora de ayudar a que la experiencia de los comensales sea, precisamente, todo eso. Los sentidos juegan un papel fundamental en los restaurantes. Por ejemplo, el deleite gastronómico ya no se puede concebir sin hilo musical. Está demostrado que la música afecta tanto al sabor de la comida como al apetito. Tanto, que influye en los comensales y en las sensaciones y emociones que sienten.

La nueva gastronomía consiste ahora en transmitir emociones. El mejor ejemplo, NH Collectioncliente de excelencia de TSLab y muy en la boga de organizar eventos gastronómicos pop-up, donde la música es uno de los elementos sublimes de la experiencia para los paladares más exquisitos.

Restaurante “Colombia In Residence”, pop-up en NH Collection Madrid Eurobuilding

El cocinero estadounidense Grant Achatz trasladó el año pasado su restaurante Alinea al Hotel NH Collection Eurobuilding, donde, durante un mes, comensales de toda Europa pudieron disfrutar de la cocina del chef tres estrellas Michelin, rodeados de un ambiente a la altura de una experiencia gastronómica de cinco tenedores. También se han organizado las Jornadas Gastronómicas Turcas con el chef Naif Bagi y, actualmente, hasta el 9 de marzo, el chef Nacho Manzano, dos estrellas Michelin en Casa Marcial, celebra los 25 años del afamado restaurante trasladándolo durante dos semanas al hotel cinco estrellas.

La sensación de exclusividad que se siente cuando se sabe que solo se podrá saborear la experiencia por un tiempo limitado, hace de los restaurantes pop-up una opción idónea para despertar los sentidos y dejarse llevar.

Pin It on Pinterest