El marketing experiencial también es para PYMES

El marketing experiencial también es para PYMES

El precio o la calidad del producto ya no son las únicas variables que mueven a los clientes. El marketing experiencial, o marketing sensorial, busca que el consumidor perciba el momento de compra como una experiencia memorable gracias a acciones o estímulos recibidos durante el proceso. Por eso, las marcas apuestan cada vez más por estimular los sentidos para reforzar la relación con sus consumidores. El 95% de las decisiones que toma un individuo son motivadas por el inconsciente, razón por la que el marketing experiencial se vuelve imprescindible para generar emociones inconscientes, donde el oído, la vista y el olfato coprotagonizan esos escenarios de compra.

Pero, al contrario de lo que muchos puedan pensar, las estrategias de marketing experiencial no son exclusivas de las grandes marcas. Despertar emociones que tengan mucha más fuerza que la parte racional a la hora de escoger un producto es una estrategia al alcance de cualquier pyme.

 

¿Qué puede conseguir tu negocio con el marketing experiencial?

Está comprobado que, con estrategias de marketing experiencial, la permanencia en el punto de venta se incrementa de forma exponencial. La música es un elemento indispensable, se ha convertido en el must have para la experiencia en el Punto De Venta y la comunicación con el cliente. De hecho, ya no concebimos estar en un establecimiento sin música, y ésta es la responsable de atraernos o alejarnos de una marca.

El 35% de los clientes permanece más tiempo en la tienda y el 14% compra más si les gusta la música.

Uncovering A Muscial Myth
Estudio de Heartbeats International

 

Pero su implementación no es tan fácil como parece. Hacer uso del audio marketing no es sólo poner música en tu negocio y punto; es fundamental segmentar antes de implementar. Hay que elegir la música más adecuada para tu público objetivo, teniendo en cuenta factores como el producto o servicio, el ambiente, la temporada del año y la imagen que quieres transmitir.

En este sentido, hay que intuir bien al cliente, lo cual es complicado, porque nuestros gustos musicales evolucionan a medida que cumplimos años, cambia nuestra forma de vida, etc. Además, no es lo mismo dirigirse a un público joven que a uno menos joven. Por tanto, ya adelantamos que dar con la música perfecta es complicado, por la diversidad de estilos musicales existentes y el gran abanico de gustos musicales que puede tener cada público. Por eso creemos que lo importante a la hora de diseñar el audio branding de un negocio es que esa música defina e identifique a la marca con sus valores.

Esos valores son los que el público afín a una marca comparte entre sí cuando compra un producto o un servicio, lo cual crea un vínculo estrecho target-marca. Aunque cada cliente tenga unos gustos personales distintos, esa marca les une gracias a la imagen que ésta refleja y con la que se ven identificados. Todo esto significa audio branding: crear una imagen de marca a través de la música. Como podréis comprobar, escoger una canción implica mucho más que el hecho de poner un hilo musical para amortiguar un silencio, por lo que contar con el asesoramiento profesional es clave.

Otro factor muy importante es el volumen de la música. No es sólo cuestión de poner la música más alta o más baja; influyen otros muchos elementos como la acústica del espacio, el diseño del proyecto de megafonía… El volumen en sí  tiene que ser notorio sin robar el protagonismo a la marca y/o sus productos y que, además, no sea molesto para el público, porque en el momento en que la música dificulta la comunicación entre empleados y clientes, deja de ser un elemento potencial de venta y se convierte, justamente, en lo contrario.

Precisamente por ello, volvemos a apelar a los profesionales: es vital que el proyecto de megafonía esté desarrollado e instalado por profesionales cualificados. En TSLab no sólo creamos la identidad sonora de una marca, sino que también diseñamos la instalación de megafonía para que la experiencia del cliente sea óptima.

Por otra parte, el olfato es el sentido más poderoso, pero también es el más fácil de saturar. No se trata simplemente de que tu negocio huela bien. El olfato es capaz de dar mucho juego, generando sensaciones asociadas a un aroma. Como por ejemplo: un olor a coche nuevo para transmitir limpieza y modernidad a una empresa de alquiler de coches o el olor a café para estimular el apetito de los clientes. De ahí que lo más importante a definir en un aroma sea su intensidad para no saturar y molestar a nuestro target y que una iniciativa que puede ser muy notoria, evocadora y memorable se convierta en un input negativo de la marca.

 

marketing de experiencias

El marketing experiencial debe estar orientado a la fidelización y a la prescripción.

 

A la hora de elegir y crear una experiencia olfativa es importante valorar y estudiar dónde colocar los aromas (en todo el establecimiento, en un área determinada…) y qué buscamos conseguir con este aroma (recuerdo y asociación, impulsar ventas…) para poder determinar qué composición aromática es la más acertada. Una vez más, se vuelve ciertamente recomendable acudir al asesoramiento profesional, máxime cuando hablamos de salud y de la necesidad de pasar unos filtros de control, como ocurre en el caso de los aromas. En este sentido, es muy importante confiar en profesionales cuyos aromas posean la certificación IFRA, la cual acredita la inocuidad de los aromas y que la implementación de las fragancias es segura.

En TSLab diseñamos y contamos con distintas soluciones de aromatización para crear una experiencia ad hoc para cada cliente, según sus necesidades. Además, nuestro equipo de perfumistas diseña el aroma para que esté en armonía con la marca, el espacio, los objetivos y los valores de la misma. Todas nuestras fragancias y nuestros aromas cuentan con la certificación IFRA que antes comentábamos.

La cartelería digital es otra herramienta potente de comunicación. Consiste en la emisión de contenidos multimedia a través de pantallas y todo tipo de soportes digitales. Esta nueva forma de publicidad in store abre un nuevo abanico de posibilidades para comunicarte con tus clientes: aumentar tu visibilidad, mostrar tus productos, informar o permitir que tus clientes interactúen contigo… Pero la clave del éxito de esta técnica está en una correcta ubicación en el establecimiento y en un buen contenido; si no, nos será muy difícil llegar a retornar la inversión.

El 70% de los clientes compraría mediante pantallas de digital signage si la tienda estuviera llena.

Estudio Anual eCommerce 2016
IAB Spain

La ambientación con digital signage también es fundamental. Con la colocación, por ejemplo, de pantallas con vídeos corporativos, imágenes con ofertas, promociones, etc. O videowalls que hagan más atractivo el espacio, las marcas pueden potenciar su imagen y sus ventas y el recorrido de los clientes por la tienda es una experiencia visual y, por tanto, una experiencia de compra positiva.

 

Experiencias al alcance de todos

Seguramente, la pregunta que te plantees si tienes un pequeño o mediano negocio sea: ¿es necesario contar con un elevado presupuesto para poner en marcha estas estrategias?

Nuestra respuesta es no. No se necesitan grandes presupuestos para llevar a cabo estrategias de marketing experiencial, sólo buenas ideas y una correcta implementación de las mismas. De hecho, en TSLab contamos con clientes de todos los tamaños y sectores, como Asador de Aranda, Brico Fermín, Hotel la Costa, Óptica Ulloa, Supermercados Naturasi, etc. Un amplio abanico de negocios a los cuales nos ajustamos independientemente de su tamaño.

Una vez escogida la estrategia para establecer el mejor vínculo emocional con nuestros clientes, ¿cómo medimos su impacto en la facturación? Calcular el ROI de las emociones y del mundo sensorial es complejo, puesto que intervienen diferentes factores. Pero lo que sí está medido es la repercusión de una gestión óptima del marketing experiencial.

En TSLab apostamos por que nuestros proyectos lleven a la fidelización, para que el retorno de la inversión no sólo se mida por lo que te aporta un cliente en concreto y a corto plazo, sino en que éste repita y, además, prescriba, garantizando así el medio y largo plazo.

Lo importante es saber conjugar e integrar los tres servicios (audio, vídeo, aroma) con criterio y profesionalidad y, también, saber si tu empresa los necesita todos. La clave reside en establecer bien la prioridad de qué es lo que tu negocio necesita para transmitir su imagen y dar respuestas a las necesidades de tu marca y a las expectativas de tus clientes.

Antes de aplicar música, imágenes o aromas, ponte en manos de profesionales que te asesoren. Cada sector, cada negocio necesita cosas distintas. Nada debe dejarse al azar.

 

 

 

Ambientadores para negocios. Ventajas para tu marca.

Ambientadores para negocios. Ventajas para tu marca.

Después de unos años dedicados a esto, hemos aprendido que muchos de nuestros clientes se refieren al servicio de marketing olfativo como «ambientadores para negocios», «ambientadores para tiendas», «ambientadores industriales» o cosas similares. Quizás porque son conscientes de las posibilidades del olfato pero conocen el concepto de marketing olfativo o porque simplemente buscan que sus tiendas huelan bien. Y sí bien estos términos no son la mejor forma de definirlo, no se puede negar que cuando usas un «ambientador para tiendas» estás haciendo, aunque no lo sepas, marketing olfativo. Pero debes saber también que el marketing olfativo o los ambientadores para negocios pueden ir mucho más allá de aromatizar una tienda con un olor agradable. Una buena estrategia de marketing olfativo te puede ayudar a conseguir diferentes objetivos. Estos son algunos de ellos que podrás conseguir en función de cómo se enfoque la estrategia:

Aumenta el recuerdo de marca

Generalmente, el simple hecho de tener un aroma en tu tienda aumentará las probabilidades de ser recordado. No obstante, lo ideal para conseguir este objetivo es diseñar un odotipo que consiste, en resumen, en un logo olfativo. Es decir, un aroma exclusivo con capacidad de transmitir la imagen de marca y que, al ser único, permitirá generar una identidad reconocible, de forma que el cliente recuerde la marca cuando perciba ese aroma.

Merchandising olfativo

Esta es una acción que se puede realizar para potenciar al branding de la marca. De la misma manera que se pueden aromatizar los espacios con un aroma, ese mismo perfume pude ser embotellado para uso doméstico, ya sea en forma de mikados, velas, sachets o cualquier otro tipo de formato. Este merchandising puede ser utilizado como regalo o incluso ser puesto a la venta.

ambientadores para negocios

Puedes comercializar tu propio odotipo.

 

Crea una experiencia inmersiva

Este objetivo no tiene que ir asociado necesariamente a la imagen de marca, si no a una experiencia que se quiera transmitir en el establecimiento. Se puede utilizar el aroma en conjunto con la cartelería digital o con la decoración. Combinando por ejemplo, imágenes de árboles con un aroma que recuerde al bosque, se puede generar una atmósfera inmersiva que consiga transportarle a otro lugar o que intensifique lo que percibe con la vista.

Invitación a consumir un producto

Otro objetivo diferente que tampoco necesita estar asociado a la imagen de marca y que suele utilizarse en alimentación. Consiste en recrear el aroma de un producto y difundirlo por la tienda o el exterior de la misma para invitar a consumir un producto. Dunkin Donuts realizó una campaña en la que instaló difusores con aroma a café en autobuses de Seúl, que se activaban cuando sonaba una de sus cuñas publicitarias. De esta forma reforzaba el mensaje y consiguió aumentar las ventas un 29% en los Dunkin Donuts cercanos a las paradas de autobús.

Dunkin Donuts aumento sus ventas instalando difusores de aroma en autobuses de Seúl.

 

Efecto bienvenida

El efecto bienvenida es compatible con cualquiera de los objetivos que se quiera conseguir. La idea del efecto bienvenida es que el cliente perciba el aroma nada mas entrar, de manera que se produzca un impacto positivo por contraste con el exterior. Este impacto aumenta las posibilidades de recuerdo de marca al asociarlo a una experiencia agradable.

 

Cómo elegir la música ambiental de un establecimiento

Cómo elegir la música ambiental de un establecimiento

¿Has decidido poner hilo musical en tu empresa pero aun no tienes claro qué tipo de música es la más adecuada? te damos las claves para que la música ambiental de tu negocio sea la correcta.

 

Piensa en tu público objetivo

Uno de los errores comunes que se suelen cometer en estos casos es poner la música que le gusta a uno mismo, lo que puede generar disonancia entre cliente y negocio. La música que utilicemos para nuestro negocio debe agradar a nuestro cliente objetivo. Si, por ejemplo, nuestro producto está orientado a mujeres entre 40-60 años, tendremos que orientar la música a los gustos generales de ese segmento. Poner una música con la que nuestro cliente no se identifica perjudicará a la imagen de marca cuanto más se aleje de los gustos del cliente.

 

La variedad musical debe ser coherente entre sí y con la imagen de marca

La música no solo debe agradar a nuestro cliente objetivo, si no que además tiene que estar en sintonía con nuestra imagen de marca. A un mismo segmento de edad le pueden gustar géneros tan diferentes como el Rock o las Sevillanas, así que tendremos que adoptar un estilo musical en función de lo que queramos transmitir sobre nuestra empresa.

Igualmente, no es conveniente mezclar géneros musicales muy dispares sin justificación. Es un ejemplo demasiado obvio, pero una ambientación musical donde suena una balada de los Scorpions después de un tema de bachata va a generar confusión en el cliente, que no va a entender el porqué de esa selección musical. Sin embargo, es habitual, y está justificado por las fechas, que muchos establecimientos mezclen su música habitual con villancicos.

 

Cuidado con el volumen

No existe un estándar de volumen correcto para la música ambiental. Lo más normal es que esté a un volumen moderado que no espante a los clientes por estar demasiado alto, pero hay excepciones. Algunas conocidas marcas de ropa ponen música muy alta porque se dirigen a un público más joven que no solo lo tolera, si no que lo disfruta. Pueden tener un volumen alto porque la música forma parte de la personalidad de la marca y se utiliza como un elemento destacable del espacio. Como si fuera una pieza del mobiliario indispensable de la tienda. Algo con el que el cliente se identifica y actúa como componente de la experiencia de compra. Pero por otro lado, podemos observar cadenas de supermercados con la música a niveles muy bajos donde se busca acompañar sin molestar, que el cliente sienta que el espacio está vivo pero sin estridencias que lo incomoden en su obligatoria compra diaria. Esto se debe a que el público de un supermercado es mucho más heterogéneo que el que puede tener una tienda de moda, por lo que es imposible segmentar por gustos musicales en cuanto a género o volumen. Así que en este caso se opta por una ambientación neutra donde la música se perciba de fondo pero sin ser protagonista.

 

Los temas musicales deben variar en la medida de lo posible

Es importante que la música ambiental no sea repetitiva para tus clientes. Eso no significa que la misma canción no pueda sonar dos días seguidos, dependerá del tiempo medio que pase tu cliente en el establecimiento y su frecuencia de visita. Si tu cliente habitual viene una vez a la semana y la visita dura unos minutos, o incluso horas, no importa que la música se repita durante la semana, tu cliente no lo percibirá. No obstante, es conveniente que varíe para no saturar a los trabajadores del establecimiento que pasan toda la jornada escuchando la misma música. Hay que tener en cuenta que no todos los tipos de música pueden variar con la misma frecuencia. Es decir, si el estilo de música son ‘éxitos actuales’, la frecuencia de actualización podrá ser más alta que si el estilo es ‘música clásica’, donde hay menos repertorio y no se generan nuevos temas.

 

Cuenta con el consejo de profesionales

Si vas quieres poner hilo musical en tu negocio y necesitas asesoramiento sobre qué música poner, no dudes en contactar con nosotros.

Pantalla LED. Qué es y cuándo utilizarla

Pantalla LED. Qué es y cuándo utilizarla

Existen diferentes tipos de pantallas para cartelería digital en el mercado y, aunque pueda parecer que no importa mucho cuál elegir, lo cierto es que cada pantalla tiene unas características diferentes que la hacen más apta para determinadas situaciones. En este caso hablaremos de las pantallas LED, un tipo peculiar de pantalla que resulta muy interesante en función de dónde la quieras instalar.

pantalla led

Las pantallas LED están conformadas por módulos acoplables entre sí.

 

¿Que és una pantalla LED?

 

No hay que confundir las pantallas LED con las pantallas LCD retroiluminadas con diodos LED, a las que comúnmente también se las conoce por este término. Una pantalla LED está conformada por diodos LED, de forma que estos diodos son los que conforman los píxeles. Las pantallas LED tienen una serie de características que las hacen especiales respecto al resto de pantallas y que, por lo tanto, les otorgan ventajas e inconvenientes que veremos a continuación.

Modulares

Las pantallas LED se venden en módulos o cabinets acoplables entre sí. Esto permite crear pantallas del tamaño y resolución que se desee, pudiendo cubrir una pared entera, conformar un suelo o incluso generar curvaturas o formas que aumenten la espectacularidad. Una vez instalada, siempre queda abierta la posibilidad de expandirla añadiendo nuevos módulos. Eso sí, hay que tener en cuenta que cuando trabajemos con formatos que no sean estándar tendremos que crear contenidos específicos para que se adapten a las proporciones, resoluciones y formas de esas pantallas.

Baja resolución en comparación con los monitores.

Una pantalla LED tiene una baja resolución relativa, pero que esto no te eche para atrás. Su baja resolución es relativa porque como hemos comentado antes, la modularidad permite crear las resoluciones que quieras, pero a costa de añadir un tamaño mayor de lo normal ya que los píxeles de una pantalla LED son mucho más grandes que los de un monitor ¿es esto un problema? Todo va a depender de donde la vayas a instalar o del efecto que quieras conseguir.

Cuando miramos una pantalla LED desde corta distancia, vemos claramente la separación entre píxeles -conocida como pixel pitch-, ofreciéndonos una imagen poco nítida. Pero conforme nos alejamos de la pantalla, la separación se va haciendo inapreciable y la calidad de la imagen mejora. Esto hace que la distancia óptima de visualización en estas pantallas sea alta. Significa que tienes que estar bastante alejado de la pantalla para ver la imagen correctamente. No obstante, dentro del repertorio LED hay pantallas con pixel pitch más bajo para reducir la distancia de visualización.

Alta visibilidad a la luz del día

Uno de los principales problemas de las pantallas convencionales o domésticas es su visibilidad cuando reciben luz del sol. Las pantallas LED tienen un brillo alto a que les permite ser visibles incluso con luz directa. Además, su ángulo de visión es más amplio que el de los monitores.

Durabilidad

En líneas generales tienen una durabilidad más alta que los monitores y, además, constan de una ventaja respecto a estos. Al ser modulares, en caso de que un pixel deje de funcionar no es necesario cambiar toda la pantalla, si no únicamente el modulo dañado.

Pantalla LED instalada en la fachada del Centro Comercial Gran Jonquera en Girona.

 

¿Cuándo utilizar una pantalla LED?

 

Teniendo en cuenta las características comentadas, las pantallas LED estarán indicadas cuando se prevea que la distancia entre pantalla y público sea relativamente alta. Como por ejemplo, una fachada, un escaparate que dé a una calle ancha o el interior de un local que sea amplio. En este tipo de dispositivo es muy importante la distancia de visualización, así que si la pantalla va a estar muy cerca del público tendremos que atender al pixel pitch de la misma para ver si es viable. Hay que tener en cuenta que cuanto menor sea el pixel pitch, tendremos una mayor concentración de diodos y la pantalla será más cara. Así que habría que valorar diferentes presupuestos para ver si nos conviene más este dispositivo o un monitor profesional

También está especialmente indicada para exteriores debido a su durabilidad, resistencia al clima, visibilidad a plena luz del día y su capacidad para conformar pantallas de cualquier tamaño y forma. Lógicamente tendremos que asegurarnos de que la pantalla que instalemos disponga del certificado IP necesario para resistir el clima.

No obstante estamos hablando en términos generales ya que, dentro de esta opción existen multitud de modelos con diferentes características y calidades, por lo que habría que estudiar cada caso para ver cuál es el tipo de pantalla más conveniente para el cometido que se busque.

Cómo conseguir una licencia de SGAE para usar música en un negocio

Cómo conseguir una licencia de SGAE para usar música en un negocio

Como ya explicamos en este post, si pones música en tu negocio y esa música pertenece al repertorio de SGAE, tendrás que conseguir una licencia de comunicación pública. Tal y como cita en la web de SGAE, las licencias te permitirá utilizar todo su catálogo de música sin tener que pedir permiso a cada autor de forma individual.

Lo primero que tienes que saber es que esa licencia tendrás que tramitarla directamente con SGAE. Es decir que, aunque tengas un proveedor de hilo musical, eres tú, o tu empresa, quien tiene que solicitarla y pagar la correspondiente cuota directamente a la entidad. SGAE no permite el cobro a través de terceros, por lo que ningún proveedor de música podrá incluirlo en su cuota de servicio.

licencias_sgae

La licencia que necesitas dependerá del tipo de negocio o uso que le des a la música. Fuente: Página web de SGAE

 

Aclarada esta parte necesitarás identificar qué licencia necesitas. Existen diferentes tipos de licencias cuyo coste dependerá básicamente del tipo de negocio y del uso que se le dé a la música. Un local comercial, donde la música sea un elemento ambiental secundario, tendrá generalmente unas tarifas escaladas que serán mayores cuanto más grande sea la superficie del local. Mientras que por ejemplo, una sala de conciertos donde la música es un elemento principal, el coste será mayor y se calculará en función del número de espectadores. En el caso de utilización de música en vídeos o soportes físicos el coste de la licencia será un porcentaje de la facturación derivada de la utilización de la música.

Como ves, existen muchos aspectos a tener en cuenta a la hora de tramitar la licencia. Para poder tramitar la correcta puedes dirigirte a la página de tarifas de SGAE, donde encontrarás un listado clasificado por tipos de negocio. Tendrás que elegir el que te corresponda y rellenar los datos requeridos para que calcule tu tarifa o te informe de las condiciones. Si tienes alguna duda sobre qué licencia necesitas, lo más recomendable es ponerte en contacto con ellos.

licencia de sgae

El importe de la licencia varía en función de las características del negocio.

 

Estas estas tarifas incluyen también las licencias de AGEDI-AIE. Como vemos en su web «AIE es la entidad de Gestión de los derechos de Propiedad Intelectual de los artistas intérpretes o ejecutantes. AGEDI es la entidad de Gestión de los derechos de Propiedad Intelectual de los productores fonográficos.»  Estas entidades tienen un acuerdo con SGAE para que sus licencias estén agrupadas en un solo pago.

En el caso de las licencias de pago recurrente, el pago es trimestral por defecto, pero puedes beneficiarte de descuentos si haces el pago semestral o anual, más un descuento adicional por domiciliar el cobro.

 

 

Paradores renueva su confianza en The Sensory Lab

Paradores renueva su confianza en The Sensory Lab

The Sensory Lab ha sido, nuevamente, la empresa seleccionada por Paradores para llevar a cabo la ambientación musical de sus establecimientos durante los próximos 2 años.

En el concurso público se ha valorado la calidad de la propuesta técnica, referente al sistema por el cual la música es distribuida y controlada en los establecimientos. Este año, The Sensory Lab ha presentado su nuevo sistema FLUX Play, que otorga al cliente un mayor control, más funcionalidades y facilidad de uso.

También se ha valorado que la propuesta musical se adapte a las diferentes necesidades de imagen de marca, experiencia del cliente, fechas especiales, zona del establecimiento o tipología del mismo. The Sensory Lab ha confeccionado una propuesta en la que predominan los géneros Chill. Pop y New Age, con un listado de canciones diferenciado para las zonas de spa, gimnasio y restaurante, con diferentes playlist para cada momento del día: mañana, tarde y noche. Igualmente, se ha propuesto un listado musical para las zonas de cafetería y Gin Bar, así como propuestas especial para los establecimientos situados en la costa, entornos naturales y festividades como Navidad, Halloween y San Valentín.

Se ha adaptado la música a la tipología y ubicación de cada Parador. Créditos foto: Paradores

 

La facilidad de uso del servicio y la actualización de las playlist es otro aspecto que ha sido valorado positivamente, gracias a la actualización automática de los canales. Así como la disponibilidad del servicio técnico para resolver posibles incidencias.

Tras la valoración de todos estos aspectos Paradores ha seleccionado a The Sensory Lab como la opción entre todas las empresas participantes, por lo que continuará siendo su proveedor de música hasta 2023.

Cada zona del hotel tiene un estilo de música adaptado a su función y hora del día. Créditos foto: Paradores