Arte y aroma. Hay proyectos que están destinados al éxito, como el de The Sensory Lab con la Fundación Botín; fundación que lleva desde 2007 desarrollando programas en los ámbitos del arte, la cultura y la educación, además de prestar gran apoyo a la ciencia, al desarrollo rural y a instituciones sociales.

Ahora, la Fundación abre el Centro Botín, un centro de arte que aspira a formar parte del circuito internacional de centros de arte de primer nivel y cuyo fin es generar desarrollo social aprovechando el potencial que tienen las artes para despertar la creatividad. El edificio, diseñado por el arquitecto Renzo Piano, se encuentra en un lugar privilegiado de Santander y consigue integrar el centro de la ciudad y los históricos Jardines de Pereda con su bahía.

En su apertura, el 23 de junio de 2017, el Centro Botín ha presentado “Y”, la primera y más ambiciosa exposición monográfica de Carsten Höller.  Para esta ocasión tan especial TSLab ha tenido el honor de aromatizar la exposición del reconocido artista belga.

El uso del marketing sensorial en el arte se produce cada vez más, casi subversivamente, y rompe muchos tabúes. Los aromas provocan, estimulan y nos influyen muy directamente.

En nuestro proyecto de marketing olfativo con la Fundación Botín hemos pensado, creado y medido minuciosamente todos y cada uno de los detalles para la aromatización temporal de la sala de exposición de la obra de Carsten Höller.

El objetivo del artista era que la fragancia se percibiese de forma sutil, que el visitante se diese cuenta de que percibe algo distinto, pero sin que el olor tuviese una presencia excesiva.

Se presentaba ante nosotros un proyecto delicado, que había que tratar con mucho mimo y cuyos aromas han sido resultado de un proceso largo, en el que TSLab ha colaborado. Carsten propuso recrear el olor de sus padres a partir de unas prendas de ropa que tenía guardadas y que envió para que se pudieran oler y realizar la recreación aromática.

A fin de aportar a la exposición este nivel sensorial,  un equipo de perfumistas y TSLab colaboraron para esta ocasión tan especial reproduciendo en la exposición dos odotipos que recuerdan a la perfección a los olores de los padres del artista; una fragancia está relacionado con el aroma de la madre y la otra evoca al padre.

Estos dos odotipos persistirán durante toda la visita a la exposición (que durará hasta septiembre) como una manera de imitar los elementos más personales e íntimos del artista y crear, así, una impresión duradera de la experiencia visual.

Desde TSLab nos encargamos del equipamiento e instalación de la sala donde se exhibirá la obra del prestigioso artista, con difusores de sistema de nebulización seca y máquinas en las rejillas del aire acondicionado del suelo para garantizar una
homogeneidad de cada perfume desde los diferentes puntos de la sala, un total 1250m² en los que TSLab conseguirá con este gran proyecto olfativo que los asistentes a la obra de Carsten Höller en el Centro Botín no se queden indiferentes.

¿Qué sucede cuando la nariz, de repente, juega un papel fundamental en la vivencia de arte? El olfato influye mucho en el arte y, por ello, es de gran utilidad como medio de expresión artístico-creativa. La exposición de Carsten Höller en el Centro Botín demuestra que, efectivamente, existe un lugar para experimentarlo y, con ello, ampliar el concepto del arte en la dimensión olfativa.

Desde el viernes 23 de junio, hay una nueva experiencia sensorial en el Centro Botín creada por TSLab. No os la perdáis.

 

Echa un vistazo también a esto

0
Comments

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *