Esta semana, los profesionales de la experiencia de cliente de todo el mundo hemos celebrado el Customer Experience Day (CXDay), día de la experiencia del cliente.

La celebración de este día es sólo una muestra más de la importancia y el reflejo de las exigencias y expectativas de un cliente que ha evolucionado, se ha vuelto mucho más exigente y se ha convertido en una pieza que es más clave que nunca para el futuro de los negocios.

La customer experience es el “boca a boca” del siglo XXI y requiere que las marcas estén enfocadas al cliente. Porque la experiencia del cliente es toda una ventaja competitiva; se ha convertido en el verdadero campo de batalla entre las marcas para conseguir la diferenciación y la fidelización.

Hoy en día, las marcas tienen en cuenta hasta el último detalle que les pueda proporcionar una ventaja competitiva y marcar la diferencia con respecto a sus competidores directos para atraer a más clientes, ofrecerles una experiencia única y memorable y que su imagen de marca quede grabada en sus mentes. Hoy, la venta pura y dura de un producto ya no vale. El proceso de compra ya es algo más que una transacción económica en un Punto De Venta y se ha transformado en experiencias y emociones que tienen que hacer que el cliente sienta un vínculo especial y duradero con la marca.

En TSLab llevamos 50 años creando esas experiencias a través de los sentidos para más de 20.000 clientes, repartidos por 77 países del mundo. Nuestros proyectos de marketing sensorial dejan huella: con el audiobranding, el digital signage y el marketing olfativo crean ese wow effect con el que nuestras marcas llegan al corazón del cliente.

Desde TSLab vemos cómo la integración de nuestros proyectos de marketing sensorial en el Punto De Venta son un valor añadido a la imagen de las marcas, quienes acuden cada vez más a la aplicación de nuestras técnicas para convertir sus negocios en un nexo emocional con los clientes y así afianzar el ansiado customer engagement. Porque las marcas quieren que los clientes experimenten el viaje de marca por sí mismos y que, al final, se sientan identificados con ellas.

Eso es customer experience: la introducción de experiencias únicas y memorables durante el proceso de compra, que trasciendan lo puramente racional y apelen a lo emocional.

Por ello, el marketing sensorial tiene hoy más importancia que nunca en la experiencia del cliente y desde TSLab tenemos claro que nuestro trabajo será un gran aliado a la hora de ofrecer acciones sorprendentes, llamativas y que generen compromiso con el cliente.

Así, las grandes marcas para las que trabajamos se distinguen por su originalidad y por un servicio experiencial único a través de la música, las imágenes y el aroma.

A ellas, a esas grandes marcas, a nuestros clientes, también les felicitamos en este día, por apostar con los ojos cerrados por la creación de experiencias únicas e innovadoras con las que cuidar y hacer sentir bien al cliente. Gracias infinitas por darle sentido a lo que hacemos.

Este día supone la celebración de todos aquellos que nos esforzamos día a día para que las empresas ofrezcan experiencias memorables a sus clientes y en TSLab contribuimos dándole visibilidad a este concepto tan esencial en las empresas y trabajando duro para comprometer a las marcas en la búsqueda de una conexión más estrecha con los clientes.

Como dice Tom Knighton, ejecutivo de Dell Computers: “Customer experience es el nuevo campo de batalla; es donde un negocio gana o pierde”.

¡Feliz día!

0
Comments

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *