Festivales de música: una experiencia para el consumidor

Festivales de música: una experiencia para el consumidor

Los festivales de música son el mejor escaparate para marcas de todos los sectores. Música y marcas se unen para crear experiencia multisensoriales para consumidores de todas las edades. España acoge anualmente cientos de festivales de música pero es en la época estival cuando la oferta se multiplica en número, estilo musical y edades.

La época de festivales de música es mucho más que música, juerga y diversión para millones de jóvenes y no tan jóvenes. En los últimos años se ha convertido sin en una de las grandes oportunidades para las marcas de conectar con sus consumidores en momentos de ocio distendidos. Da igual si la marca es grande y global o pequeña y local todas encuentran en los festivales y en la música las herramientas más eficaces para llegar a conectar con sus clientes.

Los festivales de música se han convertido en el ‘must’ del ocio y la diversión durante la época estival en nuestro país. Un verano no sería lo mismo sin los festivales, ni nuestros looks veraniegos serían lo mismo sin las pulseras festivaleras luciendo en nuestras muñecas, y las marcas lo saben.

Da igual el sector todas las marcas tienen su hueco en este nuevo fenómeno sólo tienen que encontrarlo, y más teniendo en cuenta que el 80% de los asistentes compran marcas vinculadas al festival elegido:            (Fuente: Momentum ¬AEG Brand Reception Music Festivals)

  • Telefonía y servicios tecnológicos:

De acuerdo con el Audience Insights Report: Festival Fans de Nielsen, el 82% de los asistentes a festivales tienen un móvil o un smartphone. Así que no es una sorpresa ver marcas de móviles y proveedores por todos los festivales durante el verano.

  • Bebidas:

Pero los fans de los festivales no sólo quieren grabar, postear, … todo con sus móviles también buscan darlo todo y estar a tope de energía, y es ahí donde la bebidas energéticas o refrescantes encuentran su hueco para establecer vínculos emocionales con ellos. En algunos casos incluso llegan a ser los promotores:

  • Retail:

En los últimos años muchas son las marcas de retail que encuentran su mejor escaparate en los festivales de música como Coachella, Mad Cool, Sonar,etc. Muchas buscan llegar a su público lanzando colecciones cápsulas con los mejores looks para asistir a estos. De la mano de influencers muestran las colecciones en redes sociales, medios,… consiguiendo la máxima difusión y llegando de forma directa a su público. Una vez más la música sirve de vínculo emocional entre marcas y clientes.

Por ello, cada vez son más las marcas que aprovechan los festivales para crear acciones sirviéndose de técnicas propias del marketing, comunicación,… llegando por la vía emocional a los públicos asistentes de festivales. Sólo hay que ver los patrocinadores de cualquier festival, estos días empieza el Mad Cool y entre sus patrocinadores encontramos a Levi’s, Red Bull, Beefeater,…

De derecha a izquierda: Talita Correa, Alessandra Ambrosio, Ludi Delfino y Jessica Steindorff en el festival de Coachella 2018.

Para entender mejor el fenómeno de los festivales en el mundo de la moda os animamos a leer este artículo de El País: ” Festivales de música: las nuevas semanas de la moda”.

Las marcas no sólo buscan la atención de estos jóvenes dando nombre a los escenarios. También lo hacen con acciones creativas y divertidas que hagan que el festival sea toda una experiencia desde su inicio hasta su fin. Levi’s montó en el Coachella 2018 un Design Lab dónde todos los asistentes pudieron disfrutar personalizando y diseñando sus propias prendas.

Pero no sólo las marcas de telefonía, bebidas o retail buscan en los festivales un punto de encuentro con sus clientes. Otros sectores también buscan unirse a este boom festivalero, agencias de viajes, hoteles, restauración, transporte….. todos ellos saben que especialmente en verano la música se ha convertido en un elemento imprescindible para casi todos: nos inspira, a la hora de viajar nos ayuda disfrutar del trayecto y convierte nuestros momentos de ocio y vacacionales en experiencias inolvidables.

Según un estudio de la agencia de viajes online Rumbo, en el que han participado 8.000 viajeros de Europa, los españoles no podrían prescindir de la música cuando viajan, y es algo que les acompaña incluso antes de reservar los billetes. Un 82% de los españoles afirma haber elegido el destino de sus vacaciones inspirándose en canciones o vídeos musicales, el porcentaje más alto de Europa por delante de italianos (78%), franceses (74%) y británicos (70%).

Además, el estudio revela que los españoles son los europeos que más kilómetros estarían dispuestos a desplazarse para disfrutar de un festival de música o para darlo todo en un concierto de su artista favorito, y es por eso que a través de la música, las marcas encuentran una vía rápida para seducir y conectar con miles de jóvenes, intentando aportarles una experiencia con valor y significado, que esté vinculada con sus gustos.

¿Cómo aprovechar el tirón de los festivales en el punto de venta?

Una de las claves para poder seguir fortaleciendo ese vínculo emocional entre marcas y público una vez terminados los festivales es sin duda la música en las tiendas.

Un año más cómo cada verano uno de nuestros canales más demandados es el Summer Music Festival, que cuenta con los cabezas de cartel más destacados de los principales festivales. Así, las principales marcas de moda y tendencias se unen al espíritu festivalero y le dan un toque cool y joven a su imagen.

La música es el arte más directo: entra por el oído y va al corazón. Es una emoción que perdura en la memoria, que nos da energía, nos hace reír, bailar y disfrutar en buena compañía.

Porque la música crea una conexión única e indescriptible que ningún otro elemento puede conseguir.

¡Larga vida a los festivales de música!

festivales de música

 

 

Bob Dylan, un poeta músico.

Bob Dylan, un poeta músico.

Pocos premios Nobel de literatura han generado tanta polémica como el otorgado ayer a Robert Allen Zimmerman, es la primera vez que la Academia Sueca reconoce el talento literario de una leyenda viva de la música que ha marcado generaciones.

Robert Allen Zimmerman, quien cambió su nombre por el de Bob Dylan inspirándose en el poeta Dylan Thomas,  empezó sus andaduras por el mundo de la música cuando todavía iba a la escuela superior. Su principal ambición entonces era “unirse a Little Richard”. Nadie se imaginaba que 54 años después, los mismos que lleva sobre las tablas, sería galardonado con este reconocimiento, imponiéndose a otros favoritos como el novelista Japonés Haruki Murakami o el keniano Ngugi wa Thiong’o, pero que nadie lo imaginase no le resta ni un ápice de mérito porqué en The Sensory Lab pensamos dónde esta escrito que la música no puede ser poesía, literatura.

“Por crear nuevas expresiones poéticas dentro de la gran tradición de la canción estadounidense.” Así argumentaba la Real Academia de las Ciencias de Suecia el motivo por el cual se ha entregado el primer premio Nobel de literatura a un cantante y compositor. El autor e intérprete de temas como “Like a Rolling Stone” (considerada por la revista Rolling Stone como mejor canción de todos los tiempos), “Blowing in the Wind” o “Knockin’ on Heaven’s Door” , con su pluma afilada siempre se ha inspirado para componer sus letras en temas sociales, políticos, filosóficos que han marcado el devenir del último medio siglo de historia,  algunos de sus temas, los críticos, los han elevado a categoría de ensayo o poesía.

Durante más de medio siglo Dylan ha explorado diversos géneros pasando por el blues, country, góspel, rock and roll y rockabilly y centrándose en el Folk, Bob Dylan ha sido uno de los autores más influyentes de finales del S.XX y principios del XXI, por lo que este premio es sin duda uno de los pocos reconocimientos internacionales que le faltaban ya que podríamos decir que lo ha ganado todo. Dylan ha ganado varios Grammys, Globos de Oro y premios de la Academia y su nombre figura en el Salón de la Fama del Rock and Roll. En 1990, fue investido Caballero de la Orden de las Artes y las Letras en Francia. En 1999 fue incorporado en la lista de las cien personas más influyentes del siglo XX elaborada por la revista Time. En  2007 fue premiado con el  Premio Príncipe de Asturias de las Artes y en 2008 recibió el homenaje honorario del Premio Pulitzer por su “profundo impacto en la música popular y en la cultura americana, marcado por sus composiciones líricas de extraordinario poder poético”.

Y si todavía a alguien le quedan dudas de porqué sus composiciones son merecedoras de este premio, aquí os dejamos 20 razones más :

https://www.youtube.com/playlist?list=PLnb8ZaOhhzkz7mi4cRMTDACFyM37983sg

Pin It on Pinterest