Hoy y Mañana: Tendencias en la Experiencia en el Punto de Venta.

Hoy y Mañana: Tendencias en la Experiencia en el Punto de Venta.

Se acerca el fin del año y las predicciones de tendencias para el próximo comienzan. Este año nuevo estará marcado por el fin de una década que fue testigo de grandes avances tecnológicos que fueron disruptivos para muchos sectores, lo que eleva las expectativas para el 2020.

Un claro ejemplo es el Big Data, que en los últimos años se convirtió en una tendencia, ya realidad más atractiva y rentable, mostrando su gran impacto en casi todos los sectores y del que se estima se generarán unos mil millones de dólares solo en ganancias para el próximo año.

Sin embargo, así como nacen nuevas tendencias y tecnologías, también hay otras que inevitablemente mueren.

Una muestra de esto es la personalización extrema de las acciones de marketing y experiencia en el punto de venta, y es que, a raíz del Big Data, las marcas saben mucho más de sus clientes, de su comportamiento, preferencias,.. de una manera más específica y concreta, lo cual ha desembocado en estrategias de marketing enfocadas al consumidor desde un punto de vista más individual. Sin embargo, los escándalos relacionados con esta tecnología y con el uso fraudulento e indebido de los datos han creado cierto recelo entre el público, sentimiento que creo desconfianza hacia las marcas e impacto desfavorablemente a las estrategias.

Una vez superado este recelo con las nuevas normativas y leyes aprobadas, conocer al consumidor seguirá siendo importante en el 2020, para ello hay diferentes soluciones que sin invadir la privacidad del consumidor nos permiten conocerlo lo suficiente como para cambiar la forma de implementar las estrategias y los mensajes que las marcas transmiten a sus consumidores.

¿Qué pasará con el Retail?

En el Retail, ya las estrategias tradicionales están de capa caída y el próximo año se notará más. El mercado exige a las empresas crear experiencias únicas, cautivadoras, que apelen a los sentidos y a las partes del cerebro más primitivas, que transmitan emociones que generen reacciones en el consumidor, que puedan luego ser analizadas para medir su impacto y ROI.

Este enfoque nace del gran avance que han tenido las neurociencias en la última década. Muchos estudios realizados demuestran el gran potencial que no está siendo explotado con las estrategias tradicionales donde los datos simplemente se recolectaban y analizaban tras terminar la acción, sin tomar en cuenta toda la información que es capaz de darnos el cerebro y de la cual las personas no son conscientes que nos permiten modular estrategias y experiencias prácticamente a tiempo real.

Por ello cada año hay más y más tendencias relacionadas directamente con el Neuromarketing y el Marketing Sensorial, que marcan el camino que las empresas deberán seguir para no quedarse atrás en el mercado.

El próximo año estas tendencias estarán influenciadas altamente por la tecnología os presentamos 3 de ellas:

Realidad Virtual y realidad aumentada.

A pesar de que ya tienen unos cuantos años en el mercado, el próximo año se espera tome mayor fuerza. Esto porque los avances las han hecho más accesibles para los consumidores y con la introducción del handtracking (el cual permite a los usuarios sumergirse en la experiencia sin la necesidad de de utilizar un mando), aumenta el mundo de posibilidades que esta herramienta puede generar.

Según Matthew Wren, cofundador y director de tecnología de BUNDLAR, “desde la perspectiva del neuromarketing, los datos que produce [La realidad virtual] son una mina de oro de capacidades, tanto para la optimización de la experiencia como para la producción de métricas de uso “.

Mini LED y el 8k

El próximo año las pantallas será mejores, con imágenes más reales y mayor definición. A pesar de que esto es algo que los consumidores generalmente esperan cada año, el 2020 se beneficiará en específico de 2 tecnologías.

La primera serán las mini LED que usan la misma tecnología de las LEDS que conocemos, pero 1000 veces más pequeñas. Su ventaja será que las pantallas podrán ofrecer imágenes con mejor calidad por un precio más económico que otras tecnologías similares.

Ademásl, en el 2020 las pantallas con resolución 8K vendrán con más fuerza, si bien es una tecnología que fue introducida en la segunda mitad de este año, para el próximo se espera tome mayor protagonismo.

La vista es el sentido que las personas primero perciben, por lo cual para los retailers que ofrezcan contenidos en pantallas esta tecnología será altamente beneficiosa.

IOT (Internet de las cosas)

El Internet de las cosas permite la conexión entre dispositivos, pero su valor real  se ve en los datos recolectados por estos.

Según International Data Corporatión para el 2525, más de 41 millones de dispositivos conectados generarán 80 zettabytes de datos (80 mil millones de terabytes).

Esto significa una gran oportunidad para las empresas de usar la integración para optimizar las experiencias en el punto de venta y crear procesos más eficientes que permitan ahorrar recursos y energía, que luego podrán ser invertidos en nuevas y mejores estrategias de marketing que logren un mejor Engagement con los consumidores.

En TSLab, seguimos con nuestro compromiso de estar al día con todas las tendencias, buscando las soluciones más adecuadas para nuestros clientes. Para el próximo año nuestro propósito será la integración de nuestros servicios para poder modular experiencias que impacten a los consumidores de manera positiva.

Las emociones, el punto fuerte de la tienda física.

Las emociones, el punto fuerte de la tienda física.

Entre el 65% y el 90% de las ventas todavía se generan en el punto de venta físico. Y es que, a pesar de la evolución del online, las tiendas a pie de calle siguen liderando el comercio. ¿Cuál es su secreto?

Las emociones, el ambiente del establecimiento y la experiencia de compra tienen mucho que ver en este predominio sobre el comercio electrónico, según un estudio realizado por Retail Week.

El informe indica que los establecimientos que ofrecen un ambiente agradable, con música, efectos visuales y aromas, animan a los clientes a permanecer más tiempo en su interior, así como a recomendar el centro a otras personas. Además, ayudan a escoger la tienda física sobre el e-commerce.

La introducción de experiencias únicas y memorables durante el proceso de compra, que trasciendan lo puramente racional y apele a lo emocional es ya imprescindible.

El consumidor ha cambiado y eso indica que la experiencia de compra también lo ha hecho, por lo que el modelo de tienda tradicional está desgastado, es cosa del pasado. Las tiendas ahora buscan hacernos vivir una experiencia dentro de ellas y, cada vez más, proliferan espacios con el fin de hacernos sentir cómodos y crear un vínculo con ellos, más allá del producto que se vende. Por eso, en la actualidad, la tienda física se ha convertido en el punto fuerte de las marcas para captar, fidelizar y estar en el top of mind del consumidor.

Según el informe de Retail Week, la música se destaca como uno de los principales factores a favor de la tienda física. Así, ocho de cada diez consumidores aseguran que les gusta escuchar canciones mientras realizan la compra. Además, más del 75% de los consultados considera que el hilo musical les hace más amena la espera en las colas a la hora de pagar.

Igualmente, el 83% de los consumidores menciona la capacidad de tocar, sentir y probar los productos como una de las principales razones para comprar en brick and mortar frente al e-commerce.

En TSLab tenemos claro que para crear vínculos a largo plazo con los clientes hay que crear experiencias a través de los sentidos.

“La búsqueda de experiencias por parte de los consumidores está poniendo a prueba a las marcas en su capacidad para provocar sensaciones y cada vez son más las empresas que deciden emplear herramientas sensoriales: estrategias que apelen a los sentidos, con el fin de captar la atención de sus clientes reales y potenciales”, afirma Susana Marugán, Content and Experience Director de The Sensory Lab.

Hoy en día, las marcas tienen en cuenta hasta el último detalle que les pueda proporcionar una ventaja competitiva y marcar la diferencia en el mercado respecto con sus competidores directos, ya sea para atraer a más clientes o para que su imagen de marca quede grabada en la mente de los consumidores.

Atención, interés, deseo y acción. Son los cuatro conceptos que todo Punto De Venta ha de ser capaz de crear durante el proceso de compra. Hay que apelar a lo emocional para crear un vínculo permanente con el cliente. Podemos intentar convencer a través de diversos argumentos racionales de las ventajas de nuestros productos (su precio, su calidad…), pero si obviamos detalles tan importantes como el aspecto visual del establecimiento, la música asociada al producto/servicio que vendemos o el olor que se percibe al entrar en nuestro negocio… veremos cómo la competencia nos toma ventaja. El impacto sensorial es una herramienta muy potente en el consumidor y las marcas lo tienen claro: el Punto De Venta es el lugar idóneo para fortalecerse.

Las marcas apuestan, cada vez más, por estimular los sentidos para reforzar la relación con sus consumidores y generar el engagement deseado. Hay que saber vender con los cinco sentidos y es imprescindible emocionar para ofrecer experiencias positivas. Por ello, el factor sensorial en la tienda física se ha vuelto indispensable. Sólo así, las marcas lograrán acercarse a los consumidores y estos, a su vez, sentirán la marca de una forma diferente.

Esto viene a decir que la experimentación en el Punto De Venta es fundamental para conseguir el tan ansiado engagement con el cliente. Además, según diversos estudios, el 95% de las decisiones que toma un individuo son motivadas por el inconsciente, razón por la que el marketing sensorial se vuelve imprescindible para la creación de experiencias que provoquen emociones inconscientes, donde el oído, la vista y el olfato coprotagonizan esos escenarios de compra.

Otros tantos estudios demuestran que el 70% de las decisiones de compra se toman en el Punto De Venta y, según la última edición del informe “Nielsen 360” sobre tendencias de consumo, un 57% de los encuestados aseguraron que compran más veces en comercios que ofrecen la posibilidad de establecer un ‘vínculo emocional’.  Además, los datos confirman que la mayoría de los españoles utiliza Internet para la toma de decisiones, pero la compra final la culminan en la tienda física. De ahí la importancia de incrementar el tiempo de permanencia dentro de los establecimientos y hacer que el ritual de compra sea toda una experiencia, algo que ayude a que el consumidor se vea reconocido y ‘mimado’ por la marca.

¿Cómo? El 35% de los clientes permanece más tiempo en la tienda y el 14% compra más si les gusta la música.  Por otra parte, el 70% de los clientes compraría mediante pantallas de digital signage si la tienda estuviera llena (datos del I Estudio Anual eCommerce 2016 de IAB Spain). Con un buen aroma las marcas mejoran la experiencia de compra de los clientes, porque se prolonga más de un 15% el deseo de permanencia en tienda y se incrementa hasta un 14,8% el deseo de consumo.

En todo esto, no basta con convertir el punto de venta en una tienda ‘techie’; más allá de locales en los que las tecnologías están presentes en cada rincón, hay que conocer mejor al cliente, optimizar los recursos y ofrecerle un servicio personalizado y una experiencia única al realizar la compra.

La clave está en crear espacios en los que experimentar, interactuar y conquistar al consumidor; espacios en los que ofrecer wow experiences. El cliente se siente realizado cuando la experiencia de compra adquiere una dimensión de excelencia.

Por ello, el marketing sensorial tiene hoy más importancia que nunca en el retail. Desde TSLab tenemos claro que el marketing sensorial, nuestro trabajo, será el gran protagonista a la hora de ofrecer acciones sorprendentes, llamativas, que aporten diferenciación, razón por las que las grandes marcas con las que trabajamos confían en nosotros para crearles una identidad única a través de la música, las imágenes y el aroma.

De ahora en adelante surgirán nuevas tendencias íntimamente ligadas a esta premisa de ‘vender experiencias’, que permitan a las marcas ofrecer una mayor personalización antes, durante y después del proceso de compra y consumo de su producto y les garantice una conexión emocional con sus clientes.

El hecho de que las marcas se estén viendo obligadas a ofrecer experiencias diferenciales y diferenciadoras (sobre todo en el PDV) es el motivo principal por el que se espera que la inversión en marketing sensorial crezca en España.

Sin lugar a dudas, el marketing sensorial conforma hoy en día uno de los pilares más importantes dentro de las estrategias de atracción del consumidor y es lo que mantiene vivo el espíritu de la tienda física.

Pin It on Pinterest