Llega el Black Friday: el viernes en que la gente se vuelca a las calles para comprar. Ese día en el que aprovechamos para comprar a precio de ganga ese producto que tenemos fichado desde hace tiempo y, de paso, una buena oportunidad para comprar los regalos Navidad de forma anticipada y ahorrar dinero.

El Black Friday es ya uno de los días más importantes para el retail. Es una oportunidad para las empresas, por el efecto directo en las ventas. Es una fecha tan crucial, que supone hasta el 30% anual de ganancias en retail.

El Black Friday nació en EEUU. Para los norteamericanos es el cuarto viernes de noviembre, el día siguiente al Día de Acción de Gracias. Estratégicamente pensado, es un día comercial óptimo, puesto que allí es puente. Dicen que se le llama “viernes negro” porque es el momento en el que las cuentas de los negocios pasan de números rojos a negros con el inicio de las compras navideñas gracias a este día de promociones que, en el caso de EEUU, llegan a ser hasta del 80% de descuento.

Cada vez son más los españoles que se lanzan al Black Friday para realizar sus primeras compras de Navidad. Según una encuesta de Ofertia, el 78% de los encuestados tiene pensado adquirir algún producto durante el Black Friday, con un gasto medio que será de 133 euros. Los productos más adquiridos durante esta celebración serán los artículos de ropa y calzado, tal y como señala el 34% de las respuestas.

La encuesta también revela que el 59% se informará de las ofertas y descuentos a través de Internet o apps móviles y que, las tiendas locales (24%) y los centros comerciales (53%) serán los establecimientos escogidos para realizar las compras del Black Friday. Por su parte, Internet será utilizado sólo por el 23% de los encuestados.

Con ello, la gran conclusión que sacamos es que, una vez más, en Punto De Venta físico gana la batalla al e-commerce, incluso en un día que, originariamente, nació como el día de compras y descuentos exclusivos online.

Tanto las grandes marcas como las pequeñas dedican mucho tiempo a elaborar una estrategia que ayude a incrementar las ventas  en sus establecimientos.

Como se ha popularizado en todo el mundo, es posible que estés pensando en “celebrar” el Black Friday en tu comercio o ya lleves unos años haciéndolo.

¿Es un acierto hacer campaña de Black Friday o no? En el post de hoy nos centramos en destacar las ventajas de acciones que activan y potencian el Punto De Venta físico en un día clave como éste, porque el éxito en el Black Friday es mucho más que una oferta.

Black Friday Experience

La cuestión no es decidir si celebrar o no el Black Friday. La cuestión está en innovar este día.

“El cliente de hoy en día compra en cualquier momento y en cualquier lugar”, dice Chris Petersen, presidente de Integrated Marketing Solutions. “No piensan a través de dónde hacerlo, llevan la omnicanalidad muy intrínseca en sus hábitos de compra. Lo que buscan realmente es poder tener una experiencia de compra tanto digital como física”, añade.

La única manera de que el Black Friday te salga redondo es reinventándolo con algo más que promociones y descuentos llamativos. El Black Friday debe convertirse en una experiencia que atraiga al consumidor y lo seduzca hacia el Punto De Venta. De lo que hablamos, por tanto, es de darle una vuelta al concepto de Black Friday y crear una campaña que reavive y potencie la experiencia del cliente in-store.

“Todo ello requiere que el retailer invierta significativamente en creatividad”, afirma Art Suriano, CEO de The TSi Company.

Bien sabemos que el mundo del retail ha cambiado muchísimo en los últimos años, con consumidores que combinan su compra alternando la tienda física, la online y el smartphone.  Por tanto, es vital que tu tienda ofrezca experiencias únicas con las que calar hondo en los clientes y que superen todas sus expectativas ese día; que acaben pensando lo mucho que ha merecido la pena lanzarse a ir de compras y no hacerlo desde casa o la oficina.

Las compras navideñas que con el Black Friday dan su pistoletazo de salida pueden llegar a ser muy estresantes y una muy buena manera de convertir un viernes de masas en un día de compras agradable es creando experiencias in-store impactantes y positivas.

Busca el wow effect

Con el marketing sensorial las marcas consiguen que el Black Friday sea memorable. ¿Por qué no poner la mejor música y los mejores aromas como hacen Much Sneakers y Lush? Son clientes de TSLab que apuestan al máximo por sorprender en los días clave y hacen de sus establecimientos el lugar perfecto para ir a pasárselo bien un Black Friday, haciendo que comprar sea muy diferente.

La tecnología es otra de las grandes protagonistas en esta fecha. TSLab la convierte en la mejor aliada de marcas como Media Markt y su Digital Store en Barcelona: ambientación musical y un jukebox digital que te permite escoger la canción que quieras escuchar en ese preciso momento, hacen que el Black Friday sobrepase el concepto de comprar tecnología y se convierta en una wow experience.

A pesar de las diferentes opciones que tenemos para comprar, la shopping experience en el PDV sigue siendo clave para el retail.

“El precio ha pasado ya a un segundo plano. Los verdaderos elementos de diferenciación para un negocio son el storytelling y las experiencias, dice Min-Jee Hwang, director de Marketing de Quad Analytix. “Si una marca logra captar la atención del usuario y hacerle llegar sus productos a través de una experiencia in-store, única y diferente, logará que u día como el Black Friday sea realmente “el día”.

Este Black Friday atrae a los clientes apelando a sus emociones. En TSLab sabemos cómo.

0
Comments

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *