Retailtainment: divertir al cliente en el punto de venta

Retailtainment: divertir al cliente en el punto de venta

Retailtainment es un término que proviene de la conjunción de los términos ‘retail’ y ‘entertainment’. Lo utilizó por primera vez el sociólogo americano George Ritzer en su libro El encanto de un mundo desencantado: revolución en los medios de consumo (2000). Lo definía como “el uso del sonido, ambiente, emoción y actividad para que el cliente se interese por la mercancía y motive la compra”. Ritzer afirmaba que era todo cuestión de saber seducir a los consumidores, de una forma racional.

Retailtainment: algo más que inauguraciones y shopping nights

Si alguna vez te has preguntado cómo captar la atención de un comprador distraído que mira muchas cosas a la vez, retailtainment  es la respuesta.

Utilizar esto dentro de nuestra estrategia de marca asegura que las probabilidades de recompra o visita sean altas. Es más probable influir en las decisiones de compra del cliente de esta manera, porque el nuevo consumidor no solo busca productos. El cliente demanda experiencias; no solo busca la satisfacción racional en la compra de un producto cuando acude al punto de venta; busca, además, sentir y disfrutar de la experiencia de consumo. Era un concepto que, tarde o temprano, tenía que llegar y que cae por su propio peso. Porque si los retailers no saben ofrecer algo más, el cliente se aburre y, probablemente, escoja a los competidores que sí saben cómo atraerle.

La gente cree comprar por los motivos que dice, pero resulta que las razones son mucho más emocionales. La decisión se toma mucho antes de que el comprador perciba que la ha tomado y, ya después, busca excusas racionales para justificarla.

Eso afecta directamente a la experiencia de compra. La única manera de enriquecer la vivencia de compra es generar experiencias que creen lazos emocionales con los consumidores. Y es ahí donde aparece esta nueva vertiente: el retailtainment, que tiene que ver con aportar emoción, interactividad, envolver al usuario en una experiencia fuera de lo racional y ayudarlo a meterse dentro de una marca y vivirla.

Con el retailtainment, el consumidor está en el centro de la experiencia

¿Cómo hacer retailtainment en mi negocio?

Hay una regla muy simple para destacar en retailtainment: conoce a tu shopper, de dónde viene, hacia dónde va, qué te compra, qué lo motiva a comprar y todo lo relacionado a esa experiencia con tu marca. El comprador está haciendo fila para pagar, caminando, viendo escaparates, buscando promociones,etc. Hay que llamar su atención de la manera más original posible. El objetivo es conseguir que sea una experiencia digna de compartir en redes sociales.

Dentro del retailtainment encontramos el marketing sensorial, cuyas estrategias son útiles para las marcas que buscan salir de los canales de venta tradicional, ya que a través de elementos como la música, el olor, la iluminación y el visual merchandising es posible influir en las decisiones de compra del shopper, incluso más que el producto en sí. ¿Cómo? Hay miles de maneras que muchos clientes de TSLab no han dudado en aplicar.

Los hipermercados, por ejemplo, son lugares donde la marca se reúne muy estrechamente con su cliente y se convierten en espacios ideales para generar experiencias. La gente está predispuesta a que las marcas las sorprendan para que las elija. Por lo que la aplicación de la tecnología es algo que puede marcar la diferencia con la competencia.

En Carrefour, la aplicación del marketing sensorial hace que los clientes disfruten y que la mañana de un sábado no sea la obligada pesadilla de tener que ir a hacer la compra. La música está estratégicamente pensada según las franjas horarias y la afluencia de público, haciendo que la compra sea más dinámica o más relajada según el momento. Y la tecnología está al servicio del establecimiento: sustituyen los tradicionales carteles por displays digitales con información sobre el producto: lugar de origen, calorías, usos…

Si hay un lugar donde la definición de diversión es clave, ése es, sin duda alguna, el gimnasio. En Viding las clases de fitness son algo más que actividades deportivas: son toda una experiencia inmersiva, donde las pantallas (sincronizadas con el sistema Technogym para las clases presenciales y con el sistema Aplifit para las clases virtuales) y la música son las grandes protagonistas para que el usuario se divierta haciendo deporte.

En Nespresso también saben cómo conseguir que sus consumidores se encuentren a gusto en la tienda. Los establecimientos ofrecen un innovador espacio que, bajo el concepto de boutique, cuenta con un cuidado diseño, elementos audiovisuales y la mejor música ambiental para que el cliente viva una experiencia envolvente.

Otra de las maneras con las que nuestros clientes consiguen entretener a su público es mediante originales acciones como Shop and Music, app desarrollada por TSLab con la que los clientes pueden elegir, a través de Twitter, la canción que quieran que suene en la tienda en ese preciso instante. O con el digital jukebox, a través del cual, los clientes interactúan mediante una pantalla táctil, eligiendo la canción que les apetezca que suene es el establecimiento, como muchos podrán comprobar en la Media Markt Digital Store de Barcelona.

DIgital jukebox de TSLab en Media Markt

El summum del retailtainment lo encontramos en grandes casos de éxito como las Mood Rooms’ en el NH Collection Madrid Eurobuilding. Innovadoras habitaciones controladas a través de un iPad y donde, con un simple click, el huésped puede regular la domótica de la habitación (cortinas, calefacción, aire acondicionado) y adaptar a su gusto las luces y la música según su estado de ánimo o la actividad que vayas a hacer. Otro ejemplo es la primera tienda física de Logritravel en Madrid, donde, a partir de ahora, planificar las vacaciones será todavía más divertido.

Vale la pena pensar al retailtainment como una manera de trabajar el retail. Los casos más exitosos y la tendencia internacional muestran que cuando comenzamos a pensar el retail como una diversión para los visitantes, los resultados mejoran. Siempre que sea de manera permanente y no como resultado de acciones de marketing puntuales.

El nuevo shopper espera salir de compras con el smartphone, el digital watch o cualquier wearable que le permita gozar de experiencias en interacción con la marca y divertirse en la tienda. El retailtainment es un concepto que pretende mejorar y cambiar sustancialmente la experiencia de compra en el punto de venta, apelando a lo emocional.

Christmas shopping experience

Christmas shopping experience

La Navidad despierta las emociones del comprador

Ya es Navidad. Época de reencuentros, grandes comidas y regalos… ¿muchos regalos? Los negocios y los centros comerciales esperan con ansia su llegada, porque muchos de ellos confían en esta época en la que las compras se disparan.

Como reflejan los datos del Estudio de consumo Navideño 2017, desarrollado por la consultora Deloitte, el gasto medio por español crecerá durante estas fiestas hasta llegar a los 682€, un 30% más que la media europea.

Aunque las cifras proyectan una mejoría notable, las nuevas tecnologías están cambiando las formas de consumo. La Navidad ya está aquí, y lo hace acompañada de nuevas tendencias de consumo.

De hecho, cuatro de cada diez españoles tiene intención de comprar los regalos online, una tendencia que va en aumento pero que se encuentra por debajo de la media europea (45%). De hecho, el 65% de los españoles afirma que se siente menos estresado al realizar por internet sus compras navideñas, según el estudio Tendencias de consumo en Navidad de Kantar Millward Brown para PayPal.

En cuanto a este estrés, la primera preocupación de los españoles encuestados está relacionada con la experiencia de compra en tienda: un 74% afirma sentirse estresado debido a las colas y el tráfico; a este dato le sigue la preocupación por recibir un producto erróneo o defectuoso (70%) y, por último, de que a la gente no le guste lo comprado (64%).

Por tanto, en esta época del año, más que nunca, las tiendas físicas asumen el reto de buscar nuevas fórmulas que atraigan a los compradores. El marketing y la publicidad juegan un rol fundamental a la hora de guiar a los consumidores, dubitativos entre el extenso catálogo que ofrecen los comercios durante las fechas navideñas.

The Sensory Lab demuestra con sus proyectos de marketing sensorial que las nuevas estrategias de marketing y los avances tecnológicos no están reñidos con las formas de venta tradicionales. De hecho, la tendencia avisa que el futuro de las ventas pasa por la simbiosis entre nuevas tecnologías y comercio tradicional.

¿Qué aporta el marketing sensorial al Punto De Venta en Navidad?

El usuario medio sigue asociando el establecimiento físico, a un tipo de compra tradicional y menos innovador, con lo que aportando un poco de dinamismo se consigue ofrecer una experiencia más interactiva y la posibilidad de atracción, especialmente de un público más joven, puede ser incrementada.

Con el marketing sensorial se logra que el Punto De Venta físico sea más dinámico e invite al consumidor a entrar en él y disfrutar, olvidando el pesado estrés que supone comprar en estas fechas.

Gracias a nuestros proyectos, la visita al Punto De Venta se convierte en una experiencia de compra personalizada, en la que la relación entre establecimiento y consumidor se potencia gracias a la música, el vídeo y el aroma más las nuevas tecnologías.

Son muchas las marcas que se apuntan a darle un toque especial y original a sus establecimientos en Navidad, para que sus clientes la vivan de una manera especial no sólo en casa con sus familias, sino también en el tiempo de ocio.

Marcas como Cortefiel, Alain Afflelou, Botticelli y grandes espacios como el Centro Comercial El Rosal o el Ferial Plaza optan por darle un toque musical a sus establecimientos con el Canal de Navidad de TSLab, un canal que adapta diferentes estilos (desde los temas navideños más tradicionales a los más modernos, con influencias del pop, el jazz, el chill o el indie) al público y al ambiente que cada cliente quiere recrear. Música y decoración son una fórmula infalible que llenan los comercios de espíritu navideño.

En la misma línea, pero con un estilo mucho más rompedor e innovador, está NH Hesperia Madrid, que lanza el concepto ‘Navidad Ikigai’: una experiencia que empieza por los sentidos y trasciende los sentimientos de paz, alegría y serenidad. Bajo este concepto, TSLab ha creado un canal musical personalizado, dándole un toque japonés y navideño a la vez a la identidad musical de NH Hesperia y convirtiendo la estancia en este hotel en una experiencia navideña totalmente especial y diferente.

El toque más tecnológico lo aporta un cliente como Media Markt, quien, además de la música especial de Navidad, lo hace a través de un jukebox digital con el que los clientes pueden interactuar y escoger la canción que quieren que suene mientras están en tienda. Música y tecnología van de la mano en

Otro cliente que apuesta por la originalidad en esta época es Tino González, cadena de zapaterías que quería alegrar sus tiendas con un aroma especial y específico para la ocasión. TSLab ambienta sus establecimientos con aroma de vainilla, para que sus clientes tengan un recuerdo memorable tras la compra de regalos.

Estas Navidades aumenta tus ventas con un ambiente único que conquiste a tus clientes e invita a tus potenciales a visitar tus establecimientos a través de acciones originales de marketing sensorial. Todavía estás tiempo. En The Sensory Lab sabemos cómo.

 

 

Shopping experience: ¿por qué el retail no sería lo mismo sin música?

Shopping experience: ¿por qué el retail no sería lo mismo sin música?

¿Recuerdas el último anuncio de televisión que has visto? Seguro que tenía música y un lema pegadizo. Si en los ocho primeros segundos consiguió captar tu atención, es que ese spot se ha creado siguiendo las claves del neuromarketing (según un estudio de Ogilvy & Mather Publicidad e Ipsos en el que analizan qué es lo que siente el consumidor ante un estímulo determinado accediendo directamente a su cerebro).

La música nos acompaña a todos lados y no sólo es parte de la publicidad, sino de nuestra vida diaria e influye en muchas más facetas de las que somos conscientes.

Que la música estimula la compra ya lo tienen claro todas las marcas. ¿La prueba? Más de 2.600 empresas en España utilizan el popularmente mal llamado ‘hilo musical’ en sus Puntos De Venta (PDV). ¿Qué tiene la música, que es ya un elemento indispensable en las tiendas? ¿Por qué no podemos concebir comprar sin música? ¿Por qué se ha convertido en un “must have” para la experiencia en el PDV y la comunicación con el cliente por parte de las marcas?

“La música es un punto de contacto sensorial que ayuda a la experiencia, genera una emoción y crea una identidad”

Se compra más con música de fondo; es un hecho.  Diversos estudios establecen que la música ambiental es una potente herramienta de marketing y un elemento de seducción. Los responsables del sector del retail consideran, además, que refuerza los valores que quieren transmitir, ya que identifica el estilo de marca, armoniza las compras de los clientes, unifica los atributos de la enseña de acuerdo con la estrategia de la firma y personaliza el negocio.

En esta línea, los gestores de grandes empresas del retail reconocen usar la música con el fin de inducir en el comportamiento del cliente mediante la utilización del ritmo musical, que es el que define la compra. Así, los ritmos suaves se usan cuando hay pocos clientes e invitan a estar en la tienda y los más rápidos se dejan para momentos del día donde la afluencia de la clientela es masiva, con el fin de que el proceso de compra sea más dinámico y evite las aglomeraciones. Pero, además, revelan que hay un reconocimiento de la música como elemento que refuerza la singularidad del PDV y se identifica con el estilo propio del cliente.

Frances Moore, CEO de IFPI, organización que representa los intereses de la industria discográfica en todo el mundo, lo tiene claro: “Las compañías han entendido que, en el corazón del engagement con el cliente, está la música y es algo en lo que han empezado a creer e invertir” (IFPI Global Music Report 2017).

La música es la responsable de acercarnos o alejarnos de una marca; es un punto de contacto sensorial que ayuda a la experiencia, genera una emoción y crea una identidad.

El ‘hilo musical’ como tal ha mutado como concepto. Hoy en día viene a significar mucho más que el simple hecho de poner música para amortiguar un silencio e incrementar ventas. La música, además de para lo dicho, ayuda a crear cultura corporativa e identificar la imagen de la marca. Por eso, ya no hablamos de ’hilo musical’,  sino de audiobranding.

“Las marcas han entendido que, en el corazón del engagement con el cliente, está la música”

Como dice un interesante estudio de Nielsen, combinada con una buena publicidad, la música nos puede llegar a inspirar para comprar un producto. ¿Eso significa que sólo con poner música será más fácil que nos compren? Obviamente no. Hacer uso del audiomarketing implica mucho más. Hay que elegir la música más adecuada para el target de la marca. Hay que intuir bien al cliente, lo cual es complicado, porque nuestros gustos musicales evolucionan a medida que cumplimos años, cambia nuestra forma de vida, etc. Además, no es lo mismo dirigirse a un público joven que a uno más adulto y con otras expectativas. Por tanto, ya adelantamos que dar con la música perfecta es complicado, por la diversidad de estilos musicales existentes y el gran abanico de gustos musicales que puede tener cada público.

Por eso la palabra música engloba mucho más que lo que veníamos entendiendo hasta ahora como ‘hilo musical’. No es una mera estrategia de ventas. El audiobranding es una poderosa herramienta de marketing sensorial que define e identifica a la marca con sus valores. Esos valores son los que el público afín a una marca comparte entre sí cuando compra un producto o un servicio, lo cual crea un vínculo estrecho marcapúblico. Aunque cada cliente tenga unos gustos personales distintos, esa marca les une y se sienten identificados gracias a la imagen que ésta refleja a través de la música. Todo esto significa audiobranding: crear imagen de marca a través de la música.

¿Qué aporta la música al Punto De Venta?

Primero: imagen de marca. La música de un establecimiento está asociada a la personalidad de la marca.

Starbucks, por ejemplo, es famoso por su selección musical; una música “feel good”,  que te hace sentir bien, a gusto, como en el salón de tu casa.

En esta línea, firmas como Cortefiel, Springfield, Women’Secret, entre otras, confían en nosotros para diseñar el audiobranding de su marca, porque les ofrecemos canales personalizados, vivos, que se actualizan y se renuevan con las temáticas y moods de cada colección. Según los objetivos y valores de cada marca, elegimos los estilos de música más acordes con su imagen.

Segundo: marca el ritmo. Retail y restauración son los ejemplos más claros donde la música marca la pauta, que es más relajada o más movida según el tipo de público y el momento del día. Nos movemos al ritmo de la música: un beat rápido nos hará ir más deprisa, fomentará nuestra concentración en comprar, comer, etc., y uno más pausado nos relajará, nos hará divagar y permanecer más tiempo en un sitio.

Cadenas de restauración como Burguer King, KFC,  o de retail como Orange, apuestan por marcar ese ritmo en sus establecimientos, optando por música más rítmica en momentos álgidos de actividad. Nuestras plataformas y softwares nos permiten adaptar los contenidos musicales de estas marcas por franjas horarias en función del momento del día y los flujos de público.

Tercero: genera una emoción. Escuchar tu canción favorita y animarte. ¿A quién no le ha pasado? La asociación de la música con la emoción es innegable. Ese cambio de ánimo a felicidad impacta en las ventas, en el trato personal tanto de cliente como de empleado y suma un recuerdo de experiencia de compra memorable.

En sectores como el hotelero, emocionar es, sin duda, un valor añadido a la experiencia que ofrecen. De ahí que nuestra expertise haya hecho que cadenas como NH Hotels, Paradores, Be Live, etc. apuesten por nuestra capacidad de diseñar su audiobranding y emocionar a sus clientes, atendiendo a las características de cada hotel, la finalidad con la que acuden sus clientes (laboral, vacacional…) y su ubicación.

Precisamente, uno de nuestros grandes casos de éxito ilustra a la perfección lo que venimos a decir sobre la música y las emociones. NH Hotels ha confiado en TSLab para el diseño de las recién presentadas ‘NH Mood Rooms’: habitaciones que transforman su ambientación, reflejando y adaptándose a las emociones de sus huéspedes según su estado de ánimo. Así, Para cada ‘mood’ hay una selección de música diferente.

La música unida a un espacio y un producto conecta la experiencia del cliente con la experiencia de marca, haciéndoles sentir especiales, diferentes y haciendo que la marca para ellos sea también especial y diferente.

La rentabilidad del retailer pasa por mejorar su creatividad con la incorporación de un valor añadido como la música.

El audiobranding se ha convertido en uno de los imprescindibles de toda estrategia de customer experience en retail y ha cobrado importancia, precisamente, porque no podemos vivir sin música.

 

Pin It on Pinterest